La CELO entregó cheques a EMSA para cancelar la deuda de $401 millones a 8 meses

OBERÁ. Finalmente en la tarde del jueves, la empresa estatal Energía de Misiones (ex EMSA) aceptó la propuesta de la administración de Pedro Andersson, presidente de la CELO, que consiste en el pago mediante cheques de 50 millones cada uno que irán venciendo durante 8 meses hasta mayo de 2020, tal como lo había anticipado el ex titular de la entidad, Carlos Ortt.

 

La deuda total fue fijada en 401 millones de pesos. La cifra ascendía a 523 millones, pero tras la modificación del valor del megavatio al precio de enero, la misma bajó a 369 millones de pesos, que sumada a la última factura vencida de energía, totalizó 401 millones, monto que entró en la propuesta de pago y fue cancelada con los cheques. Ahora, durante los próximos meses la CELO deberá cubrir dichos cheques de 50 millones cada uno y a la vez pagar la factura corriente, lo que va a rondar unos 100 millones de pesos por mes.

Esta propuesta fue criticada duramente por Ortt ya que considera que la cooperativa no podrá cumplir con ambos compromisos, generando nuevamente otra deuda más sus intereses que para mayo de 2020, estará otra vez en unos 520 millones de pesos.

 

Andersson, en declaraciones a Radio Show, aseguró “no le debemos un peso a EMSA, a partir de este momento esa cuenta no existe más”.

Agregó, “llegamos a un buen puerto, hemos conseguido solucionar el problema de deuda de todos los tipos de deuda que teníamos con EMSA, la actual, la de MW, todo en un total de 401 millones de pesos que ayer pagamos, en una decisión del consejo, de esa deuda que deje de generar intereses por varios millones de pesos por día”.  Detalló que “la deuda original era de 523 millones, después fue de 377 por las reducciones y terminamos pagando 369 y con la boleta que vence ahora en octubre, del mes de agosto, se llegó a 401 millones”.

Reconoció que la deuda de 90 millones, de la gestión anterior, se pagó el capital pero con el aumento del MW, se generó una deuda de 172 millones de pesos. Ortt había criticado que esto ocurrió porque la nueva administración no firmó el convenio en enero.

 

Según Andersson, 7 consejeros votaron a favor del plan de pagos, uno se abstuvo y otro presentó una propuesta diferente.