La justicia le otorgó prisión domiciliaria al docente pedófilo

OBERÁ. Sergio González, acusado de haber utilizado las redes sociales de internet para captar chicos y adolescentes con fines sexuales, detenido tres veces, ahora fue beneficiado con la prisión domiciliaria. Así lo definió el juez de Instrucción Seis de la capital provincial, Ricardo Balor.

Balor se basó en que el acusado tiene un problema de salud que requiere un constante tratamiento. Esta fue la estrategia de la defensa  asegurando que el acusado padece problemas físicos y mentales, y que por ello requiere tratamiento. Para ello, se basó en estudios que anteriormente avalaron el arresto domiciliario. González fue denunciado por primera vez en 2015 por la madre de un menor de 13 años. Luego estuvo prófugo y recién lo detuvieron en junio del 2016.

Pasó dos meses tras las rejas y el titular del Juzgado de Instrucción Seis, Ricardo Balor le otorgó el beneficio del arresto domiciliario que cumplió en una vivienda de Villa Blanquita y en la casa de la hermana en el barrio Itaembé Miní, frente a una escuela.

En septiembre pasado, González fue detenido por tercera vez, en este caso por la Comisaría de la Mujer de 25 de Mayo, tras la denuncia de un padre que detectó el acoso del denunciado a su hijo de 15 años.