Nilsson propone que secretarios, preceptores, bedeles y bibliotecarios se jubilen con los mismos requisitos que los docentes

MISIONES. Existe en el ámbito educativo un importante y numeroso colectivo de personas (secretarios, prosecretarios, preceptores, bedeles y bibliotecarios) que impulsan, hace más de una década, su equiparación previsional con los docentes. Basándose en el hecho indubitable de que el personal administrativo docente desarrolla su importante labor cotidiana “frente al alumno” y en relación directa con esos alumnos a su cargo y por ende no existe motivo razonable para diferenciar las exigencias de requisitos previsionales que la ley actualmente determina.

Y es por ello mismo que la diputada Alba Beatriz Nilsson ha presentado un proyecto que trata sobre el tema: “Modificación del régimen jubilatorio del personal administrativo docente”, ley que modificaría el artículo 38 de la Ley XIX Nº 2 (Antes Decreto Ley 568/71) .

El presente proyecto de ley procura que los “que desarrollan tareas fundamentales en el sistema educativo, específicamente los: secretarios, prosecretarios, bedeles, preceptores y bibliotecarios. Quienes impulsan la iniciativa de que se les permita obtener la jubilación ordinaria bajo el mismo régimen (con los mismos requisitos) que los docentes de nuestra provincia”.

“Cabe resaltar que el personal administrativo docente debido a su rol de ayudante o auxiliar pedagógico es un actor central en el funcionamiento de las instituciones educativas ya que sostiene una parte importante de la construcción de vínculos y de las estrategias de integración que las instituciones educativas tradicionales, por su lógica de funcionamiento, habitualmente obturan”, fundamenta la diputada en el documento presentado.

Y también así lo tiene en cuenta la Constitución de la Provincia de Misiones en su artículo 47 y el mismo Estatuto Docente (Anexo Único de la Ley VI – Nº 6 -antes Decreto-Ley 67/63-) en su artículo 1 definen que: “Se considera docente a los efectos de esta ley, a quien imparte, dirige, supervisa u orienta la educación general y la enseñanza sistematizada, así como a quien colabora directamente en esas funciones, con sujeción a normas pedagógicas y reglamentaciones del presente estatuto”.

Finalmente entonces se propone que “el personal administrativo docente: secretario, prosecretario, bedel, preceptor o bibliotecario tengan derecho a obtener la jubilación ordinaria docente prevista en la presente Ley cumpliendo treinta (30) años de servicio, sin límites de edad. Pues su labor necesariamente es desarrollada al frente directo de alumnos”.