Sorprendieron a dos obereños con 30 bochas de mortadela mal conservadas, vinos y cañas de contrabando

ALEM. Una patrulla Policial de la División Comando advirtió que un hombre intentaba comercializar diversas mercaderías para consumo humano, que estaban mal acondicionadas en el baúl de un auto, además eran de origen extranjero y no contaban con el correspondiente aval aduanero.

En plena siesta de este sábado, dos obereños identificados como JOSÉ P. de 29 y SOLEDAD R. de 27, fueron sorprendidos en calle Suipacha de Alem, se desplazaban a bordo de un Volkswagen Bora, en cuyo baúl se encontraban 30 “bochas de mortadela” de 3 kg cada una, mal acondicionadas y sin cadena de frío, además se ese producto también se secuestró bebidas como ser vinos y cañas, todo de origen Brasileño. Lo secuestrado era comercializado en negocios de la zona, por el peligro de su consumo y ser un elemento que ingresó ilegalmente al país, todo lo secuestrado fue remitido a autoridades de la Aduana, dándose intervención a la Justicia Federal.