Fernández dijo que el kirchnerismo buscó integrar a Argentina con la Unión Europea: “Hay que recuperar la relación con el mundo”

MADRID. El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió este jueves con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con quien dialogó sobre el vínculo bilateral y la situación económica de la Argentina.

El encuentro se llevó a cabo en el Palacio de La Moncloa, en Madrid, en el marco de la gira europea que realiza el postulante opositor, quien se alzó con un holgado triunfo en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del pasado 11 de agosto.

En las distintas actividades que encabezó y en las que llevará adelante en España, Alberto Fernández esboza sus ejes de gestión para aclarar el panorama para los dirigentes políticos y empresarios del país ibérico.

España es el segundo inversor extranjero en Argentina con más de 300 compañías instaladas, por detrás de Estados Unidos: el stock de inversión acumulada por el país europeo es actualmente de unos 5.800 millones de euros, aunque esa cifra dista de los más de 9 mil millones que se registraron en 2010.

Luego, Fernández dio una conferencia en España en el Congreso de los Diputados español denominada: “América Latina y Europa: desafíos del proceso de integración”. La misma se dio en el marco de la visita que realiza el político por Europa y que seguirá en Portugal.

“Cuando termine el mandato actual vamos a tener una Argentina con un 40 por ciento de pobres y una economía de recesión”, analizó el candidato. Además, agregó: “Vamos a tener que trabajar mucho, pero si hay algo que los argentinos sabemos hacer es arremangarnos y trabajar”.

Por otra parte, consideró que “el Mercosur no está funcionando bien”. Y resaltó en más de una ocasión la importancia del desarrollo industrial del país: “Creo que no estamos condenados a vender productos primarios. Seguimos soñando con que Argentina vuelva a industrializarse”.

“Depender de las políticas de EEUU nos ha hecho retroceder. España tiene el rol de abrirnos las puertas del resto de Europa. El acuerdo con la UE no sé cómo ocurrió”.

“Queremos la integración con el mundo. Tenemos que volver a mirar hacia Europa”, comentó. A su vez, haciendo alusión a la crisis que atraviesa el país, calificó: “Tenemos que entender la realidad de cada uno. Las asimetrías se profundizan cuando se entra en una crisis como ésta”.

En cuanto a la deuda, sostuvo: “Volvimos a quedar atrapados por su fantasma. Salir de la deuda será difícil, no nos pidan que paguemos a costa de la gente”. “Creo que hemos llegado al fondo del pozo, sólo nos queda mejorar”, resumió.

Por último, el político mencionó el “estado de derecho” en Latinoamérica y consideró: “En muchos lugares no se ejerce de verdad”. “Hay detenciones indebidas y arbitrarias. Lo que está pasando con Lula es imperdonable, lo que pasa con Rafael Correa es imperdonable y lo que pasó estos años con Cristina, más allá de que gracias a Dios no padeció el encierro, fue una persecución sistemática”, concluyó.

Anuncios