Preparan extra de hasta 3 mil pesos a jubilados y más créditos blandos

BUENOS AIRES. Se analiza un bono de $ 3 mil y adelantar el pago de la última cuota de la movilidad para pensionados y alivios en medicamentos. Esperan que se defina el dólar y la tasa para anuncios en préstamos. Monitoreo de precios.

asta el momento, los jubilados y pensionados fueron los grandes perdedores de los anuncios para paliar el efecto de la devaluación y la consiguiente inflación. Sin embargo, los técnicos de la Anses analizan la posibilidad de generar un pago extra de entre $ 2 mil y 3 mil, en línea con la recomposición de la AUH. A eso se suma la negociación con los laboratorios para evitar fuertes aumentos de los medicamentos, que también están vinculados a los precios internacionales. Sobre los remedios, el ministro de Producción, Dante Sica, anticipó esta semana que estaban en conversaciones. El paliativo para las jubilaciones también contempla adelantar el último pago de la movilidad, previsto para diciembre. En septiembre, los jubilados y pensionados aumentarán 12,22%. Es el tercero de los cuatro incrementos anuales que se aplican por la Ley de Movilidad. La jubilación mínima pasará a ser de $ 12.937,22 y la Pensión Universal al Adulto Mayor, de $ 10.349,78, según informó la Anses.

Ahora podría sumarse al monto de diciembre, en una medida que, se estima, agregaría un costo fiscal de entre $ 40 mil y $ 50 mil millones. Salvo el bono extra, los aumentos para jubilados y pensionados ya forman parte del Presupuesto por la Ley de Movilidad. “En el transcurso de este mes iremos viendo qué otras medidas se pueden tomar”, dijo Sica Según publicó PERFIL en su edición del sábado, las medidas anunciadas hasta el momento llegan del 0,3 al 0,5 punto del producto, de acuerdo con estimaciones de economistas, lo que puede totalizar hasta $ 100 mil millones.

Todo ese combo excede lo permitido por el acuerdo con el FMI. Algunos puntos responden a reasignación de partidas, pero hay una pérdida de recaudación que puede impactar en el déficit fiscal. De hecho, la consultora Fitch Ratings, que el viernes le bajó la calificación a la Argentina de B a CCC, estimó que el rojo fiscal cerrará este año en 1%, por arriba del 0% de meta que se fijó el Gobierno. Esta semana, en el Gobierno admitieron, en medio de la presentación de planes de pago para las Pymes, que analizan otras medidas como la posibilidad de dar créditos blandos para las Pymes. Pero para eso, “es necesario ver dónde se estaciona el dólar”, dijo el ministro de Producción. La preocupación son las altas tasas de interés. Esta semana el Banco Central volvió a llevar la tasa de referencia a 75%, después de semanas a la baja antes de las PASO.

Las medidas anunciadas por el Gobierno costarían hasta 0,5 punto del PBI “En el transcurso de este mes iremos viendo qué otras medidas se pueden tomar”, sostuvo ayer en declaraciones a Radio Nacional Sica, quien volvió a responder a las críticas de la oposición por la forma de rebaja de IVA. “Lo podríamos haber hecho con descuentos en la tarjeta de crédito, pero hay gente que no paga así”, indicó. También se esperan reuniones con los productores de alimentos y bienes para evitar mayores aumentos. Después de la medida de eliminación de IVA a una canasta de 14 productos, el Gobierno prevé reunirse con los supermercadistas, que reclaman más detalles sobre qué productos deben entrar dentro de las amplias categorías que se definieron en el Boletín Oficial. En ese marco, Sica no descartó compensaciones para asegurar que se mantenga el programa de Productos Esenciales, que congeló una canasta de 64 productos hasta casi fin de año.

 

En los pasillos de Hacienda, se hablaba de buscar un acuerdo amplio con los productos para evitar saltos en los precios. La inflación para agosto prevista por los economistas ronda entre 5 y 6% –con una inflación mayorista de dos dígitos, alrededor de 10%– y una suba similar para septiembre que depende de las medidas que pueda tomar el oficialismo para paliar el traslado por el salto del 30% del dólar esta semana. Gremios buscan suba del 150% en el salario mínimo El planteo de la CGT llevará a la mesa del Consejo del Salario que se reunirá este jueves una suba casi del 150% en el salario mínimo, vital y móvil. Hoy el sueldo está en $ 12.500 y esta semana, el mismo ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, reconoció que estaba lejos del costo de una canasta básica, aunque está lejos de avalar la suma que se reclama. Uno de los dirigentes de la CGT, Carlos Acuña, del gremio de Estacioneros, explicó ayer en declaraciones radiales que se reclamará el costo de $ 31 mil que tiene la canasta básica total, que es el piso para que una familia tipo no caiga en la pobreza. De allí surge la suba del 140%.  La dificultad de que el Gobierno avale esa cifra se basa en los aumentos que están atados a las variaciones del SMVyM.

 

La última medición del Indec marcó que una familia necesita $ 31.148 por mes para no ser pobre. En cambio, para no caer en la indigencia, se necesitan $ 12.410. El salario mínimo hoy está solo $ 100 por arriba de esa marca. “Por lo general esperamos a que se cierren todas las paritarias para convocar al Consejo”, explicó Sica el miércoles, despegando esta reunión del paquete de medidas con el que el Gobierno busca paliar el efecto de la devaluación y recobrar el apoyo de los votantes en las elecciones generales de octubre.  Del encuentro participará la parte gremial y también las cámaras empresarias. Sobre las paritarias, Acuña sostuvo en el programa Toma y Daca de AM 750 que “cada gremio en su actividad podrá discutir un porcentaje acorde a la inflación” para compensar la devaluación de los últimos días. (Fuente www.perfil.com).

Anuncios