El Gobierno no logró acuerdo con petroleras y aplicará la Ley de Abastecimiento de 1974

BUENOS AIRES. El Gobierno nacional no alcanzó un acuerdo con las petroleras y se prepara para aplicar la Ley de Abastecimiento N° 20.680 de 1974 para congelar los precios de los combustibles por 90 días, tal como anunció Mauricio Macri tras la devaluación y la derrota electoral en las PASO.

Fuentes oficiales y de las compañías hidrocarburíferas confirmaron a Ámbito que la decisión se oficializará este viernes con la publicación de una resolución de la Secretaría de Energía a cargo de Gustavo Lopetegui. La norma ya fue firmada.
  • La medida congela el precio en los surtidores en base al barril Brent a u$s59 y el dólar a $45,19, los valores del viernes 9 de agosto pasado.
  • El precio del litro de nafta súper de YPF quedará establecido en $43,81 en la Ciudad de Buenos Aires hasta el 15 de noviembre próximo.
  • Las fuentes consultadas por este medio aseguraron que la medida se puede “levantar” antes o extender cumplidos los tres meses.

El anuncio de Macri de ayer provocó enojo en le sector, sobre todo las empresas productoras, las “no integradas”, o sea las que extraen petróleo y no tiene venta al publico, como YPF y PAE. Se trata de Tecpetrol (Techint), Vista, Pluspetrol, Shell y otras.

Incluso circuló el borrador de una carta, que no fue enviada aún, donde las empresas piden no aplicar la ley de Abastecimiento porque redundará “en una caída de la actividad y revisión de los planes de inversión ya comprometidos” y se avisa que podrían tomar medidas legales si se aumenta de esa manera. Ahora que la decisión ya fue tomada, desde una de las empresas aclaran que “la resolución afecta al negocio y a la industria, pero que en definitiva no habrá presentaciones administrativas o judiciales porque se entiende la situación económica de los argentinos”.

“Desde ayer a la noche se sabía que iba a haber acuerdo. Lo dijeron para ganar tiempo, pero el única manera de congelar es con la ley de Abastecimiento”, dicen en una de las empresas del sector. Explican que YPF no puede congelar los precios si alguien no lo obliga porque sino podría perjudicar a sus accionistas minoritarios (que además del Estado).

Las otras refinadoras privadas ponen el foco, además, en que no pueden congelar recios si no se lo hace también con el barril de crudo. Claro, si esta última instancia se llegara a dar, la protesta sería de los productores, porque aseguran que sus proyectos en Vaca Muerta dejarían de ser rentables.

Ahora resta saber le letra chica de resolución y si se hará alguna compensación a los productores de petróleo, algo que sería muy complicado –y criticado– en este momento económico y político.

Ley de Abastecimiento

Como se dijo, la norma fue dictada en 1974, tuvo varias reformas y siempre se discute su real alcance. Carlos Menem, por ejemplo, la reflotó durante una huelga de camioneros al final de su mandato. Fue uno de los instrumentos que usó el ex secretario de Comercio del kirchnerista Guillermo Moreno para garantizar algunos productos.

El espíritu de la ley busca regular “la compraventa, permuta y locación de cosas muebles, obras y servicios” para “necesidades comunes o corrientes de la población” y detalla cuáles serán las penalidades para los infractores, en algunos casos puede llegar a ser la cárcel.

Es recordado el uso que hizo Moreno a partir de 2007 por abastecimiento de gasoil y sus multas y hasta amenaza concreta de prisión a Juan José Aranguren, entonces presidente de Shell Argentina y luego primer ministro de Energía de Macri.