Mujer y su sobrina fueron atacadas por jauría de perros: “ya denunciamos pero nadie hace nada”

LOS HELECHOS. El hecho currió el lunes al mediodía, las víctimas del ataque fueron una adolescente y una niña de 3 años.

Infober mantuvo contacto con Andrea Martínez, joven atacada, y la misma describió el ataque diciendo “los perros son de la vecina, ya le hicimos muchas denuncias porque tiene un millón de perros y ese día nos atacaron cuando bajamos del colectivo con mi sobrina, todavía no nos recuperamos”

Según la muchacha, el ataque fue totalmente de sorpresa y no pudieron hacer nada porque las atacaron entre varios. Además cuenta que los perros son grandes y que fueron, en su mayoría rescatados por la hija de su vecina que los lleva desde Oberá a que estén bajo sus cuidados. Lastimosamente, las mascotas nos son bien cuidadas ni alimentadas ya que, al sentir hambre, salen a “cazar a los chicos” sin que la dueña intervenga siquiera.

Durante el ataque Andrea y su sobrina Ludmila no fueron socorridas por la dueña de los animales, pidieron auxilio y fue un vecino el que las ayudó. Luego de alejar a los caninos, el vecino llamó a la policía, pero no había móvil para poder llevarlas al hospital y tampoco recibieron ayuda de una ambulancia. Andrea cuenta que fue una suboficial de la comisaría quien las llevó al hospital con su auto particular, luego de que la hermana de la víctima se presentara a pedir auxilio en el lugar.

Luego de tener el alta, Andrea realizó una denuncia y supo que un niño ya había sido atacado por los mismos perros, pero en la ciudad, “nadie hace nada. La Municipalidad tampoco actúa, no sé si hay perrera, la verdad, no hacen nada. La policía ni siquiera vino a ver, solo nos toman la denuncia y nos dicen que no se puede hacer nada, eso me causa mucha rabia”, refutó Martinez cansada de la situación.

Ya en recuperación, Andrea y su familia espera que alguien se haga cargo de la situación y que la ayuden a pasar este mal momento. Afrima además que no solo atacan a los vecinos sino que también salen a la ruta (su hogar se encuentra cerca de la misma, pasando el acceso), siendo así un riesgo para muchos. Lamentablemente, aún con todo lo descrito, el grave hecho no fue suficiente y se espera, aparentemente, por una tragedia mayor.