Dos hermanos se enfrentaron con policías en la ruta

SAN PEDRO. René P., es uno de los hermanos detenidos tras una discusión que terminó en una pelea en la banquina de la ruta 14. 
Con golpes de puño, mucha dificultad para someter al hermano del detenido en primera instancia (luego fueron detenidos los dos), los sanpedrinos terminaron tras las rejas, aunque no le hicieron fácil el trabajo a la Policía.
Luego de detener al menor de los hermanos, René, fue el mayor quien en forma pacífica quiso filmar el testimonio del detenido dentro del patrullero. No cayó bien en la policía, que respondió con golpes de puño sin aviso previo, todo según se observa en las imágenes del detenido en segunda instancia.
Tras ello, la secuencia se traslada al costado de la ruta, cuando ambos policías lucharon cuerpo a cuerpo con Alejandro P., a quien lograron detener pero tras varios intentos por derribarlo. 

La madre, con datos de cuestiones personales

“René (el menor, detenido en primera instancia) se dirigía a trabajar a la Colonia Paraíso. Él llamó a su hermano, que no estaba con él en la situación”, comenzó Estela De Lara, madre de los hermanos detenidos.
“No estaba lleno de tareferos como dicen. Aparentemente tiene una fractura de costilla Alejandro, pero no consta en ningún certificado. Si bien lo revisaron dos médicos policiales, no consta su lesión”, continuó la madre, siempre con la defensa a sus hijos como bandera.
“Alejandro es el dueño de la yerbatera donde trabaja René. A los 40’ llegó Alejandro al lugar. Le pidió explicaciones a la policía y lo único que recibió fue agresiones. Dijo bien claro que estaba bien, pero que no tenían que detener a su hermano. Alejandro estaba hablando con René y de atrás lo golpean los policías”, detalló en diálogo con FM Show.
“Esto no es nuevo, Segovia, el policía, es la tercera vez que ataca a René. Después viajaba con su esposa y su bebé y lo detuvo porque la bebé iba adelante. Pero es una camioneta, ¿dónde va a ir?. Yo entiendo que lo que pasó fue de legítima defensa. En el video se ve que Alejandro corre, que no quiere pelear, pero ni así paró este policía”.
“Me parece que es envidia, que le tienen celos, que es un muchacho joven y con su trabajo llega alto. Es profesor. Alejandro es policía y con esa cadena de policía hay mucha bronca. Es intachable el trabajo de mi hijo, está en Pozo Azul, pero no comenta lo que hace dentro de su desempeño como policía”, concluyó Estela, todavía consternada por lo ocurrido ayer.

(El Show de los Impactos)