Dólar alto obligó al turismo interno: 12,4 millones de turistas dejaron $67.933 millones, un 2,2% más que el año pasado

MISIONES. Playas, sierras y montañas. Para los principales destinos turísticos locales, el primer balance de la temporada es levemente positivo, con más turistas pero con un gasto más “medido”. Durante enero se trasladaron por Argentina, para pasar sus vacaciones, 12,4 millones de personas, un 2,2% más de turistas que en el mismo mes del año pasado, según los datos de las distintas federaciones de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según las estimaciones, la estadía media fue de 4,3 días y con un desembolso diario promedio de $1.278 por persona (38,9% más que el año pasado). Se trata de un gasto total de $67.933 millones.
“Para muchos destinos, el tipo de cambio alto que desalentó a viajar al exterior, especialmente a Brasil y Uruguay y alentó mayores arribos internacionales, ayudó a sostener la temporada. Especialmente para quienes trabajan con sectores de ingresos medios altos o altos. Según los primeros datos, los traslados a los países vecinos habrían caído entre 40% y 50%”, señaló el informe de la CAME, elaborado sobre la base de datos de la Secretaría de Turismo e información de cámaras y federaciones regionales.
Los datos por quincena muestran que la temporada fue mejor en la segunda parte del mes: del total, 5,8 millones de personas viajaron en la primera quincena (1,9% más que en los mismos días del año pasado) y 6,6 millones que lo hicieron en la segunda, 2,5% más que en 2018.

“Mar del Plata fue el centro más concurrido de la provincia de Buenos Aires, como es habitual. Pero tuvo 150.000 arribos menos que el año pasado, con un promedio de ocupación del 65%, también algo menor. Aun así, más de 1,2 millones de personas arribaron a la ciudad veraniega este enero”, destacaron desde la CAME.
En Misiones, Puerto Iguazú fue el principal destino con un promedio de ocupación del 92 por ciento. “El tipo de cambio favorable generó un mayor flujo de extranjeros que se sintió en enero en la ciudad”, señaló el informe.

Para los que buscaron salir de los destinos tradicionales de verano, tres centros muy concurridos fueron Bariloche, Las Grutas y El Bolsón, los tres en la provincia de Río Negro. La ocupación fue casi plena en las tres ciudades. “En general toda La Patagonia tuvo un buen enero. Ushuaia (Tierra del Fuego) tuvo un buen flujo de turistas extranjeros, muchos llegados en los grandes cruceros. Según datos locales, los arribos por ese medio aumentaron 23%”, detallaron.

En Córdoba, el movimiento de visitantes fue “bueno” y se destacaron los alojamientos de categoría más alta, que tuvieron más demanda por el impacto del turismo de mayor poder adquisitivo que viajó menos al exterior. En Jujuy, La Quebrada, San Salvador de Jujuy y la región de los Valles se registraron números superiores al 80% de ocupación hotelera. Además, aumentó el gasto promedio y el tiempo de estadía de los visitantes.

Menos argentinos en Brasil y en Uruguay

Aunque aún no hay datos oficiales sobre la cantidad de argentinos que viajaron a los países vecinos durante el primer mes del año, las estimaciones ya muestran caídas en los destinos clásicos de Brasil y Uruguay.

La ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, confirmó a mediados del mes pasado que la cantidad de visitantes argentinos a ese país en los primeros 10 días de enero de 2019 cayó casi un 30% en comparación con el mismo período de 2018.
Desde el Embratur (Instituto Brasileño del Turismo) no cuentan con datos actualizados de entrada de argentnos, pero sus últimas estadísticas mostraron que las ciudades brasileñas más visitadas por los argentinos son Florianópolis (Santa Catarina), Río de Janeiro (Rio de Janeiro), Búzios (RJ), Bombinhas (SC) y Foz do Iguaçu (Paraná). El gasto promedio diario de los turistas argentinos de vacaciones en enero de 2019 fue de USD 57.

Más de 2 millones de turistas argentinos viajaron a Brasil en 2018. De ellos, el 54% son familias, el 21% son parejas sin hijos, el 12% viajan solos y el 11% está compuesto por grupos de amigos, según la estadística de Embratur.