Conducir con ojotas en Brasil puede costar 130 reales de multa

BRASIL. A muchos conductores, particularmente argentinos que van al país vecino para vacacionar optan por comodidad, conducir utilizando un par de “Hawaianas”. Sin embargo, se están exponiendo a una multa y perder puntos.

Según el párrafo IV del artículo 252 del Código de Tráfico Brasileño (CTB), constituye infracción de tránsito “conducir el vehículo usando calzado que no se firme en los pies o que comprometa la utilización de los pedales”. La desobediencia de la norma es una infracción media, que representa cuatro puntos en la licencia (para los locales) y una multa en el valor de R $ 130,16.

Es decir, de acuerdo con la ley, el conductor puede conducir descalzo pero está prohibido es la utilización de zapatos que entorpecen el control del vehículo como ojotas, chinelas o chanclas,
De acuerdo con el Denatran, la definición de lo que sería un calzado peligroso parte del Manual Brasileño de Fiscalización. El texto entiende que un “calzado que no se firma en los pies” es un zapato que no cubre el talón como sandalias sin tirantes traseros.
Es decir, puede conducir descalzo, pero no está permitido conducir con plataformas que puedan ser entendidos por el agente de tránsito como obstáculos al perfecto accionamiento de los pedales.
La regla también vale para los motociclistas. En el caso de ellos, incluso, el policía carretero puede aplicar la multa sin abordar el vehículo, pues el fiscal podrá observar el calzado a distancia.