Empresas de Río Grande do Sul y Santa Catarina interesadas en los puertos Santa Ana y Posadas

POSADAS/SANTA ANA. El nuevo muelle del puerto en la localidad costera de Santa Ana duerme sin jamás haber sido usado desde 2012. cuando Yacyretá entregó la obra antes de subir la cota a su punto actual. Prefectura custodia el lugar evitando que curiosos se acerquen a fotografiar el monumento a la desidia.

En sus años de gloria hasta los `60, fue el más importante de Misiones y uno de los más activos en el NEA gracias a su calado profundo y muelle natural de 500 metros de extensión. A un lado, el óxido consume lentamente el metal de los galpones que fueron depósitos para la cargas que entraban y salían a bordo de los barcos que hasta hace cuatro décadas anclaban en su costa. Organizaciones no gubernamentales de la Zona Centro vienen insistiendo en su reapertura, de vital importancia para la economía, particularmente para Oberá que carece de costa.

Los últimos llamados a licitación convocado a interesados en operar tanto el puerto de Santa Ana como Posadas quedaron desiertos, y un nuevo contrato con una empresa promete ponerlos en actividad en 2019. Hace pocos días, se realizó en el Parque Industrial de la capital provincial una jornada de análisis y reflexión de temas portuarios que contó con la participación de representantes de empresas brasileños de los estados de Río Grande do Sul, Paraná y Santa Catarina, quienes están interesados en utilizar la futura terminal de Posadas. Además, se hicieron presentes representantes de empresas misioneras y correntinas.

“La finalidad del encuentro fue analizar las características de la totalidad de la cadena logística de la Hidrovía a partir de la operación de los puertos de Posadas y Santa Ana, desde el punto de salida de la planta dadora de carga hasta el embarque en buques de ultramar o destino nacional”, señaló Luis Lichowski, organizador del encuentro y titular de la Administración del Puerto de Posadas y Santa Ana (APPSA) según publicó el portal Economis.

“Un solo ejemplo basta para ver la importancia de estas firmas, la cooperativa Mixta San Luis podría requerir un volumen de carga de 350 contenedores mensuales”, explicó Lichowski a Economis. El titular de APPSA explicó que los brasileños contemplan la eventual utilización del puerto de Santa Ana para cargar granos y el puerto de Posadas para cargar containers.

Los representantes brasileños destacaron que los productos principales que se generan en Río Grande do Sul son la soja, proteína animal, pollo y cerdos. Producen 6,6 millones de toneladas de soja. También maíz y trigo, que se exporta en casi su totalidad dependiendo de la temporada.

Rio Grande do Sul también es la mayor exportadora de pollos. Destacaron además que del costo del producto, el 30% constituye el concepto logístico.

Participaron del encuentro generadores y receptores de carga de Brasil como Coopermil (Cooperativa Mista Sao Luiz), Cotrirosa (Cooperativa Triticola Santa Rosa), Coopatrigo (Cooperativa Triticola Regional Sao Luizense), Frigorífico Alibem, Usuport (Usuarios de Puertos de la Región Sur), Safetrading, Aurora Alimentos Cooperativa Central, junto a organismos de Porto Xavier y Porto Mauá.

“Con este encuentro estamos camino a solucionar una de las mayores dificultades que impedían el funcionamiento del Puerto de Posadas, reunir el volumen suficiente de cargas que genere el interés de las empresas navieras”, explicó Pedro Buttembender, asesor de las firmas brasileñas.

Además de los brasileños, participaron del encuentro representantes de empresas que operan en Misiones y Corrientes. Entre ellas, Arauco Argentina y Aguas Misioneras S.E.

 

Anuncios