Por la inseguridad, juntan firmas para pedir vigilancia nocturna y convertir al Yerbal Viejo en barrio cerrado

OBERÁ. Vecinos que integran la comisión del barrio Yerbal Viejo recorren los departamentos juntando firmas para solicitar a la Unidad Regional 2 que incremente la vigilancia y disponga de personal para recorridas nocturnas en los pasillos internos.

Aseguran que mediante la presentación de una carta dirigida a las autoridades de la fuerza provincial, habrá más peso para la decisión. Al mismo tiempo comenzaron una encuesta donde consultan y piden el apoyo a los habitantes del complejo monoblock para cerrarlo y convertirlo en barrio cerrado ante el notable aumento en la inseguridad, particularmente para aislarlo del asentamiento lindante en Villa Günther. Esto implicará levantar muros y rejas alrededor de los monobloques explicaron.

 

El hecho que colmó la gota de los vecinos ocurrió el sábado cuando un grupo de adolescentes ocasionaron daños en paredes y alumbrado público. Además amenazaron a vecinos.

La denuncia fue radicada por el presidente de consorcio Arnaldo Barúa.
El hombre manifestó que en reiteradas ocasiones un grupo de adolescentes, arrojaron piedras sobre las viviendas y ocasionan daños en los alumbrados públicos. Asimismo, rompieron varios ladrillos de un paredón del mencionado barrio.
No obstante, los mismos amenazan e intimidan a los vecinos que reclamen por su accionar.
La Policía busca a los adolescentes y a los progenitores de los mismos para la notificación correspondiente de las causas.

 

Anuncios