San Marino y Tche Garotos hicieron vibrar el Norguss Jacob

OBERA. En lo que es conocida como la Noche Brasilera, la noche de este miércoles 12 fue nuevamente un éxito en concurrencia para la Fiesta Nacional del Inmigrante. Una gran multitud volvió a llenar el anfiteatro Norguss Jacob convocada por las bandas de brasileñas que esa noche estuvieron en el escenario mayor. Desde temprano, las personas comenzaron a ocupar espacios dentro el anfiteatro, sabiendo que por la noche estaría abarrotado, ya que todos los años es lo que sucede en esta jornada pensada para el público que gusta de estos ritmos.

La previa estuvo a cargo de los ballets de las colectividades, en especial por el Mocidade de la Colectividad Brasilera, que metió en clima a las miles de almas concentradas en ese lugar.  Hasta que apareció San Marino, cerca de la medianoche, montando un gran show con todos los temas conocidos que la gente fue coreando y acompañando. Más de una hora a pura música sertaneja.

Y el broche de oro fue con Tche Garotos, con otro estilo, la tradicional banda gaúcha tiró toda su experiencia sobre los escenarios para meterse rápidamente al público en el bolsillo, un público que cantó y bailó al ritmo de todos sus temas hasta muy tarde.

En resumen, otra exitosa noche durante la 39ª edición de la grandiosa Fiesta Nacional del Inmigrante.