Thomas solicitó no ir a prisión a cambio de entregarse, Calcaterra se acogió a los beneficios del “arrepentido”

Thomas es el único que todavía no respondió a la citación judicial entre un total de 17 personas que fueron notificados, se presentaron y quedaron detenidos entre el miércoles de la semana pasada y el fin de semana pasado,  tras conocerse una serie de anotaciones que habría realizado un chofer.

El caso salió a la luz tras los aportes intervención del chofer Oscar Centeno y de su ex pareja, además del periodista Diego Cabotdel diario La Nación, quienes entregaron al juez Bonadío copias de la distribución millonaria de dinero que hizo aquél por orden de Roberto Baratta, segundo del ex ministro Julio De Vido.

Precisamente Baratta, quien ocupó el cargo de secretario de Coordinación, fue el primer detenido al cual le siguieron otros ex funcionarios y también empresarios de la construcción, entre los cuales el último fue Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, que se acogió a los beneficios del “arrepentido”.

En el caso de Thomas, se supo que la eximición de prisión fue presentada hoy por un abogado que se negó a hablar con los periodistas a la salida de los Tribunales de Comodoro Py, con lo cual cobró fuerza la versión de que su defendido se encontraría todavía en el exterior.

El planteo del abogado apunta a que el arquitecto misionero no siga el mismo camino que los demás, todos detenidos, a pesar de que en las últimas horas al menos tres inmuebles fueron allanados por la Policía Federal para dar con su paradero en Buenos Aires.

No se descarta que en las próximas horas también se realicen intervenciones similares en Posadas y localidades cercanas, tras lo cual Bonadío libraría una orden de captura internacional, con la idea de que el prófugo estaría en algún país vecinos, cercano a la frontera con Misiones: Paraguay o Brasil.