Multa: Dictan embargo de casi $ 810 contra Camioneros y $266.930.023 en concepto de intereses

BUENOS AIRES. El juez laboral José Ignacio Ramonet autorizó un embargo preventivo de casi $ 810 millones a la Federación de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, a raíz de una presentación del Ministerio de Trabajo por haber incumplido una conciliación obligatoria en diciembre del año pasado.

De esta manera, el magistrado hizo lugar al pedido de ejecución de la sanción impuesta al sindicato que había presentado la cartera que dirige Jorge Triaca. El fallo judicial tuvo lugar luego de que Hugo Moyano se mantuviera en su postura de no abonar la multa y apelara la sanción.

Ramonet libró oficios al Banco Provincia, Banco Nación, al Banco de la Ciudad de Buenos Aires y al Banco Macro a fin de que “traben la medida” por una suma de $ 266.930.023, que se calcula para responder intereses y costos, y así la multa al gremio de Moyano superaría los $ 1.000 millones.

La tensa calma entre el Gobierno y el clan Moyano no da tregua. El Ministerio de Trabajo presentó en la Justicia un pedido de ejecución de la sanción impuesta al sindicato de Camioneros por el supuesto incumplimiento de una conciliación obligatoria.

A través de un comunicado, la cartera laboral anunció que “se encuentra en curso un segundo procedimiento sancionatorio” contra Camioneros por el incumplimiento de la conciliación obligatoria dictada el día martes 5 de junio de 2018. Desde Trabajo anunciaron que el próximo viernes “se realizará una audiencia para que los representantes del gremio realicen su descargo”.

Tras conocerse el fallo de la Justicia laboral, Daniel Llermanos, abogado de Hugo Moyano, apuntó con dureza a la cartera que conduce Jorge Triaca. “Sabíamos que esto podía ocurrir porque el ministerio de trabajo ha tenido hasta el momento una conducta parcial y sesgada”, lanzó el letrado en declaraciones a Radio Nacional.

En ese contexto, Llermanos calificó al embargo como “un abuso de autoridad” al tiempo que se mostró “sorprendido por la velocidad del juzgado” para dictaminar el embargo. “Perjudicar el líquido, que es lo que está en cuentas a la vista, es querer perjudicar el gremio y la obra social en particular”, sostuvo el abogado de Moyano. Sin embargo, el propio Llermanos anticipó que este miércoles el sindicato hará efectiva una presentación “contra este engendro”.

El 19 de julio pasado, Trabajo fijó una multa de casi $ 810 millones por el incumplimiento de la conciliación obligatoria dictada el 26 de diciembre de 2017, durante una protesta de Camioneros en reclamo de un bono de fin de año. El monto se estableció según la ley 25.212, que indica que el cálculo es del 50% del salario mínimo vital y móvil al momento del incumplimiento ($4.430) multiplicado por la cantidad de afiliados (182.797).

Tras estas disposición, Hugo Moyano sostuvo que su gremio no iba a pagar la multa (el plazo vencía el jueves último) y su hijo Pablo amenazó con lanzar un paro nacional, al tiempo que denunció “persecución” del Gobierno contra ese sindicato