Pitana árbitro de la final en Rusia 2018: su paso por el fútbol, el básquet y la LROF

RUSIA. El misionero estará a cargo de la terna que dirigirá Francia-Croacia. Será el segundo argentino en dirigir el partido decisivo de un Mundial.

La FIFA confirmó que el árbitro argentino Néstor Pitana estará a cargo de impartir justicia en la final del Mundial de Rusia 2018 que protagonizarán Francia y Croacia el próximo domingo a las 12 (hora de Argentina) en el Luzhniki Stadium de Moscú.

El juez argentino había estado a cargo del duelo inaugural entre Rusia y Arabia Saudita y ahora será el protagonista de la definición del certamen. Horacio Elizondo también había comandado el partido inicial y la final en el Mundial del 2006 cuando Italia se consagró campeón del torneo tras vencer a Francia.

El árbitro de 43 años impartirá justicia por quinta vez en esta Copa del Mundo tras haber presenciado Rusia-Arabia Saudita, México-Suecia, Croacia-Dinamarca y Uruguay-Portugal. Pitana mostró 11 tarjetas amarillas en este certamen y no expulsó a ningún futbolista.

Además, tendrá un lugar reservado en la historia de los mundiales: alcanzará los 9 partidos arbitrados en Copa del Mundo –estuvo en Brasil 2014– y se transformará en el segundo en dirigir más partidos detrás del uzbeko Ravshan Irmatov (11).

View image on Twitter

Néstor Fabián Pitana nació en Corpus, a 50 km de Oberá el 17 de junio de 1975. En 2014, fue designado para representar a la Conmebol en la Copa Mundial de la FIFA de Brasil, en donde tuvo buenas actuaciones y dirigió cuatro partidos. Repitió su designación en Rusia 2018, siendo, junto a Ángel Coerezza, los únicos argentinos que participaron de dos copas del mundo como árbitros principales.

Es, con ocho partidos dirigidos (y uno por arbitrar), el segundo colegiado que más partidos tiene en la historia de la Copa Mundial de la FIFA, detrás del uzbeko Ravshan Irmatov, con 11.3

El 12 de julio fue designado para dirigir la final de la Copa Mundial Rusia 2018, entre las selecciones de Francia y Croacia. Así, iguala el logro conseguido por su compatriota Horacio Elizondo, que en Alemania 2006 también estuvo en el partido inaugural y en la final.

Como jugador de fútbol, integró diferentes equipos de su provincia natal, como el 20 de Junio, de Corpus, el Tigre de Santo Pipó y el Guaraní Antonio Franco, de Posadas, en donde lo tuvo como técnico a Darío Labaroni, exfutbolista de Huracán.

Luego incursionó en el básquetbol, debido a su elevada estatura, e integró el seleccionado misionero sub-18, cuando estaba a cargo Alejandro Pierotti, uno de los mejores técnicos del básquet misionero.

La foto corresponde a un torneo integración en el equipo Munareto en su paso por el básquet. También pasó por varios clubes de Oberá. En 2005 fue árbitro en la final de la Liga Regional Obereña de fútbol entre El Soberbio y Atlético Oberá. Además participó en torneos de fútbol en Campo Viera.

Además, se transformó por algunos segundos en actor de cine, en la película La furia​ (filmada en Misiones en 1997), en la que interpretó a un guardiacárcel, acompañando a los protagonistas Diego Torres y Laura Novoa. También fue custodio en un boliche y socorrista en Villa del Parque, en Buenos Aires.

 

Entre los años 2001 y 2004, se trasladó a la provincia de Corrientes, para realizar sus estudios de profesor de educación física, lapso en el cual integró el plantel de fútbol del Club Textil Mandiyú y realizó el curso de árbitro en la Liga Correntina. Hasta el año 2006, se desempeñó como árbitro de la Liga Posadeña de Fútbol, trabajó como profesor en instituciones escolares en Misiones y realizó el curso de árbitro nacional.

En el año 2006, dirigió partidos de los torneos argentinos C, B y A, de la AFA. En diciembre del mismo año, debutó en la Primera B Nacional, y fue el primer árbitro misionero en dirigir en dicha categoría. En el mes de junio de 2007, llegó su debut en la Primera División, arbitrando el partido entre Colón y Rosario Central, siendo también el primer árbitro de la provincia norteña en lograrlo. Desde el año 2010, es árbitro internacional, lo que le ha permitido estar como encargado de impartir justicia en partidos de Copa Libertadores de América, Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana y Eliminatorias sudamericanas para la Copa Mundial de la FIFA.

En 2014, dirigió su primer Superclásico, en La Bombonera, con un resultado de 2 a 1 a favor del visitante, River Plate. Un año más tarde, en enero de 2015, fue el encargado de arbitrar el primer superclásico del año. En ese caso, en la ciudad de Mar del Plata, Boca le ganó a River con un gol de Franco Cristaldo por 1 a 0. Durante el encuentro, Pitana expulsó a tres jugadores, Leonel Vangioni (72′) y Jonathan Maidana (93′) del lado de River, y a Andrés Cubas (59′) de Boca. Además, mostró nueve amarillas.

El 11 de febrero de 2015, dirigió la final de vuelta de la Recopa Santander Sudamericana 2015, entre River Plate y San Lorenzo. El partido culminó con un 1 a 0 a favor de los primeros. Durante el encuentro, Pitana amonestó a ocho jugadores, y expulsó a dos, Julio Buffarini, por doble amonestación, y a Ramiro Funes Mori. Compartió terna con los dos árbitros asistentes que lo acompañaron durante Brasil 2014. Casi al terminar el primer tiempo, a uno de ellos, a Juan Pablo Belatti, lo hirieron con un botellazo en la cabeza.6​

La Conmebol dio en mayo de 2015 la lista de los árbitros y asistentes designados para la Copa América 2015 con sede en Chile, y lo seleccionó a él, junto con Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti, para ser los representantes argentinos. De nuevo, la terna estaba conformada por los tres árbitros mundialistas.7​

El 6 de septiembre de 2015 arbitró el partido decisivo entre Sociedad Cultural y Sportivo Belgrano, ambos de la localidad de La Para, quienes disputaban el campeonato de la zona noroeste de la provincia de Córdoba. En dicho encuentro Pitana tuvo una participación excepcional, y la final se definió por penales, resultando ganador el Sportivo Belgrano.