“Antes el km de ruta le costaba al Estado u$s 2 millones y ahora u$s 1,3 millones; el de autopista 4,7 y ahora 2,2”

 

MISIONES/BUENOS AIRES. Mediante la Resolución 2018 -1003 emitida por la Dirección Nacional de Vialidad firmada por su titular, Javier Iguacel, quedaron aprobados los corredores viales para la circulación de camiones Bitrenes estableciendo límites de carga para los puentes y obras menores.

En otro de los artículos de la Resolución se establece que la circulación se hará efectiva una vez que la Agencia Nacional de Seguridad Vial informe al Ministerio de Transporte que se encuentra en condiciones de afrontar en forma sistemática y permanente los controles que hacen a la fiscalizacion, prevención y supervisión del tránsito de Bitrenes de dichos corredores.

Estos incluyen la ruta nacional 14 para unir la provincia de Misiones con Buenos Aires y la ruta nacional 12 hasta Puerto Esperanza con el fin de bajar los costos de flete para el sector maderero y celulósico. Los camiones bi trenes de 25 metros de largo pasarían por Oberá.

Por otro lado, se licitó la primera etapa del plan de Red de Autopistas y Rutas Seguras a través del sistema de PPP (participación pública privada). “Somos el primer organismo en llevar adelante licitaciones con este sistema, con el objetivo de modernizar más de 7.000 km de rutas nacionales” afirmó Iguacel quien detalló en las redes sociales que “entre 2011 y 2015 el km de ruta le costaba al Estado u$s 2 millones, y hoy nos cuesta u$s 1,3 millones; el de autopista u$s 4,7 millones y ahora nos cuesta u$s 2,2 millones, menos de la mitad” haciendo la pregunta “Imagínense a donde iban a parar esos millones de dólares demás” en referencia a la gestión del kirchnerismo.

“Entre 2010 y 2015 el promedio de ofertas por licitación era de 4, mientras que en los últimos dos años subió a 9 ofertas. Y en 2017, 22 nuevas empresas participaron por primera vez en licitaciones de Vialidad. Nunca antes pensado!! Ya no participaba solo Lázaro Baez y sus socios” twitteó.

Cabe aclarar que se tratan de las mismas empresas, incluyendo una ligada al gobierno nacional actual. Antes cobraban un monto y ahora casi la mitad pese a tener una moneda devaluada frente al dólar e inflación del 150 % respecto al periodo del gobierno anterior lo que confirma la corrupción y como mínimo el cohecho, pero siguen participando de las licitaciones.