8 años del anuncio: tiempo y hormigas deterioran el prometido centro de rehabilitación para adictos

OBERA. Pasan los años y el historial de promesas no cumplidas convertidas en efemérides se vuelven un aburrido deja vú noticioso. A 8 años del primer anuncio (hubieron tres posteriores) las hormigas están socavando las bases del edificio de la ex Escuela 173 del Paraje Fontana (zona Guayabera conocida como Las Treinta) en el Km 15, cerrada hace una década por baja matrícula y cuyo destino anunciado en varias campañas proselitistas, era convertirlo en un tan necesitado centro de tratamientos para adictos a las drogas, un fenómeno que crece cada año. La única institución pública de este tipo con la que cuentan los jueces para enviar a una persona coptada por las drogas está a 100 kilómetros, en la capital provincial, obviamente saturada y sin lugar, por lo tanto, vuelven a custodia de sus padres que no pueden controlar la situación y terminan en las calles.

En el predio de la ex escuela 173 vive un cuidador voluntario, es decir ad honorem, que cuida el predio desde hace 7 años sin cobrar un peso, a la espera de que el gobierno provincial y comunal (no solo de Oberá, la instutición serviría para internar y rehabilitar a jóvenes de toda la Zona Centro) hagan lo que tienen que hacer y lo que prometieron para ganar elecciones. El lugar se encuentra a solo tres kilómetros de un icono en los desmanejos multimillonarios de la Renovación en pos de un supuesto desarrollo mediante el turismo: el parque termal.

Elías Espíndola lleva adelante gratuitamente (mientras algunos funcionarios y políticos cobran fortunas por calentar asientos) la tarea de evitar el olvido en la antigua estructura hecha en los años del gobierno de Perón, un calco de la escuela 185 y otras basadas en los mismos planos. Pero no hace magia. “No tengo insumos de limpieza ni veneno para las hormigas” afirmó. Estas últimas que en su naturaleza depredadora, están consumiendo las bases edilicias según contó durante una visita del concejo Horacio Loreiro.

 

La última vez que el gobierno provincial volvió a anunciar la apertura del Centro de Rehabilitación para adictos a las drogas donde lo único que avanzó en los últimos años fue el pasto, fue en 2016 durante una capacitación que dio el SEDRONAR sobre Prevención Comunitaria y Trabajo en Redes. Según contó a este medio en ese momento el doctor José Fabio, delegado provincial de la Comisión Nacional pastoral sobre adicciones y drogadependencia, “la orden de poner en marcha este centro la dio el gobernador Hugo Passalacqua” quien también fue vicegobernador durante cuatro años del también  renovador Maurice Closs. Y los años siguen pasando.

Crónica  

En 2011 el entonces intendente Ewaldo Rindfleisch además de la actual senadora Sandra Gimenez (en ese momento vicegobernadora) prometieron en campaña abrir un centro para tratar las adicciones a funcionar en una vieja escuela de Guayabera (Las Treinta) en el km 15 de Oberá, pero el tiempo pasó y no se hizo nada, el lugar está abandonado. El argumento luego de ganadas las elecciones fue “falta de presupuesto”. Pero el anuncio ya tenía su tiempo:

Martes 3 agosto 2010:
“Oberá tendrá un Centro de Rehabilitación para Adictos”

Lo anunció el jueves durante su visita a la ciudad la Vicegobernadora Sandra Gimenez quien  acompañada por la comitiva municipal y provincial visitaron  la escuela  173 en el Paraje Fontana, lugar donde funcionaría este centro de rehabilitación.

Ya en el predio, los funcionarios recorrieron el edificio y la vicegobernadora se comprometió a realizar las gestiones para acelerar la realización de esta institución. La próxima semana estará en Oberá el Subsecretario de Drogadicción de la Provincia, Valentín Alsina para avanzar con la puesta en marcha del proyecto que fue presentado por la Zona Centro Uruguay de Salud y aprobado por el Gobierno Provincial. (El Aire de Integración)

 

2010: “Nuevos centros de rehabilitación y contención de adictos se construirán en Oberá y Esperanza”

Así lo anticipó Valentín Alsina, subsecretario de Prevención de Adicciones de la provincia. Se está en la etapa de trámites para avanzar en la idea de instalar estructuras semejantes a la del Centro Manantial, que funciona en Posadas.
“Manantial es el único del Nordeste por sus características y por ser un servicio del estado”, recordó Alsina en diálogo con Radio Antena Uno.
Anticipó, como “el Gobernador había anunciado el 1º de Mayo, la instalación o puesta en funcionamiento de dos nuevas instituciones que se está trabajando bien en el armado, es en Puerto Esperanza y en Oberá, son dos escuelas que estaban sin matrícula, se tienen los planos y está el financiamiento y a la brevedad se comenzará con la modificación para que funcione a fin de recibir a este tipo de pacientes”. Tendrán unas 25 ó 30 camas y serán para la zona norte y centro de la provincia, agregó.

 

Hasta le dieron nombre: El REMANSO

La entonces vicegobernadora, luego electa senadora nacional, en 2010 anunció la construcción de dos centros de rehabilitación para adictos. Uno en Oberá y el otro en Puerto Esperanza que se denominarán Remanso y Renacer.

“Tenemos que tener la suficiente convicción para dar asistencia y prevenir el consumo de drogas y otras sustancias. Pero además sostener el servicio a lo largo de la vida y trabajar en la rehabilitación. Es una decisión que hay que tomar en conjunto más allá del trabajo que se hagan desde las fuerzas de seguridad, es un compromiso conjunto”.

 

En agosto 2011, el diputado Eduardo Morales Lezica presentó un proyecto de “DELCARACION de INTERES” en la Cámara de Representantes de Misiones, para la creación del centro de rehabilitación para adictos en la escuela de Fontana, pero eso fue todo.

316159_266490886704749_414585280_n

Estado actual

 

Elías Espíndola cuida el predio ad honorem y no recibe recursos. El sábado recibió la visita del concejal Horacio Loreiro quién acercó algunos elementos de limpieza.

 

 

 

Un comentario en “8 años del anuncio: tiempo y hormigas deterioran el prometido centro de rehabilitación para adictos

Los comentarios están cerrados.