Verdades que no se quieren ver

Esto es lo que yo llamo verdades incómodas, pero que hace falta conocerlas, para corregirlas:

–         En la campaña política del 2015 estuvo ausente, en todos los partidos y alianzas, el problema energético, el cual era una bomba de tiempo para quien asumiera el poder.

–         En la última década hubo un relato totalmente mentiroso sobre la energía, lo cual derivó en una crisis.

–         La industria energética se descapitalizó por estar sujeta a precios y tarifas políticas, a un cortoplacismo miope y populista que generó un cáncer que se diseminó en el cuerpo social argentino.

–         Para la cuestión energética debemos hablar de un largo plazo, para que esta situación de hoy se transforme en abundancia energética, calidad del servicio, precios competitivos.

–         Lo que hoy está planteando la oposición es directamente vergonzoso, no se puede seguir viviendo con energía subsidiada, de esta manera no existe País con posibilidades de crecimiento, sino sólo el sálvese quien pueda.

–         No hay forma de generar estrategias de desarrollo con dólar barato y energía cara.

–         Las tarifas y precios populistas de la energía nos permiten vivir un tiempo por encima de nuestras posibilidades, pero tarde o temprano la fiesta se paga.

–         El populismo K fue el periodo mas largo de energía barata y atrasos tarifarios, pero sirvió como rédito electoral.

–         Otra verdad es que las tarifas energéticas deben reflejar los verdaderos costos, para ser competitivas, de lo contrario NO HAY inversión posible.

–         Otra verdad, es que los subsidios energéticos indiscriminados son inequitativos, se debe suplantar por la tarifa social a quien lo necesite.

–         Entre Diciembre del 2001, al mismo mes del 2015: El índice general de precios creció 1392%; el devaluo respecto al dólar fue del 1043%; los salarios crecieron el 1658% y la factura promedio de gas creció 175%.

–         Es por esto que NO EXISTE otra vía que el gradualismo.

Existe una buena noticia: Hay potencial energético para Autoabastecernos y exportar

Debemos tener presente que la energía es una palanca que necesitamos para el desarrollo económico.

SIN ENERGIA NO HAY DESARROLLO POSIBLE.

 

Por Ing. Eduardo Serra (Profesor, empresario y ex concejal de Oberá)