PUERTO RICO. La Prefectura Naval Argentina decomisó un cargamento de más de 17 mil atados de cigarrillos valuado en casi 1 millón de pesos.

En esa localidad, se observaron mediante modernos sistemas de detección nocturna varias cajas dispersas entre la maleza, en la zona conocida como Puerto Natural Meyer (kilómetro 1743 del río Paraná). Se trataban de 8.250 atados de cigarrillos de origen ilegal, que fueron incautados por disposición de la Fiscalía Federal de Oberá de la Dra. Viviana Vallejos.

Toda la mercadería, valuada en casi un millón de pesos, quedó a disposición de la AFIP.

Por otro lado, en Posadas efectivos de la fuerza encontraron bultos entre la vegetación en un sector cercano al Puente Internacional e interceptaron a un hombre.

Efectuada la requisa, se secuestraron 9.240 paquetes de cigarrillos por orden del Juzgado Federal de Posadas, a cargo de la Dra. Verónica Skanata. El involucrado quedó en libertad, sujeto a la causa.

 

Paralelamente al contrabando, los precios de los cigarrillos de Massalin Particulares suben un 5% en promedio “para afrontar la suba de sus costos”, informó la empresa.

Entre las principales marcas que la firma comercializa se encuentran Marlboro, que costará $58 en su versión KS y $59 en su versión box y Philip Morris, que subirá a $55 el paquete y $56 la caja.

Por su parte, Chesterfield pasará a valer $46 y $48 en sus versiones, al tiempo que otras marcas como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slims tendrán un costo de $64.