GUARANI. El concejal del PRO, Héctor Fuglistaler, fue acusado de maniobras extorsivas y amenazas físicas por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), en el municipio de Guaraní, dentro de la provincia de Misiones.

 

En principio y mediante un comunicado, el FOL acusa a Fuglistaler de pagar a los peones rurales de la yerba mate con vales que solamente pueden utilizarse en negocios que pertenecen a su mismo entorno. “Este empresario de la yerba mate (Fuglistaler), dueño de una radio, y concejal con gravitación en la política local, asume que puede seguir ejerciendo su poder como solían hacerlo los patrones de estancia. Le paga a sus trabajadores con bonos que solo pueden canjearse en ciertos almacenes que son propiedad de su entorno o de la familia” denuncia el comunicado de FOL.

Además, informan que el concejal representante del PRO ejerce presiones y amenazas directas sobre diferentes integrantes del Frente de Organizaciones en Lucha, señalando que “en el municipio de Guaraní el concejal del PRO, Héctor Fuglistaler, ha emprendido una persistente campaña de amenazas y difamaciones contra nuestra organización, y contra el derecho constitucional de vecinos y trabajadores humildes a organizarse libremente. Ahora este concejal ha pasado a una fase abierta de amedrentamiento contra nuestra delegada de Oberá, Sandra Vera, y contra el delegado de Guaraní, Ramón Gómez, a quien el concejal Fuglistaler no ha dejado de amenazarlo con pasarle por encima con su auto o directamente bajarlo de un tiro”.

“Venimos reclamando ante las autoridades municipales, cuestiones básicas para mejorar nuestras condiciones de vida, entre las que se encuentran la posibilidad de contar con un terreno fiscal ocioso para realizar un merendero para cientos de familias pobres. Fuglistaler se ha dedicado a mentir vilmente, a través de su radio, diciendo que nuestra organización supuestamente habría amenazado y apretado al intendente y al Concejo Deliberante, y presentamos documentación de nuestra Asociación Civil para registrarla en el Municipio. Se negaron a aceptarla sin mayor motivo que la discriminación ideológica”, agregan desde FOL.

Por último el comunicado de FOL extiende su crítica al gobierno nacional destacando: “No daremos ni un paso atrás en la defensa de nuestros derechos y responsabilizamos al gobierno nacional de Cambiemos de todo el accionar desplegado por el concejal Fuglistaler, como también de cualquier ataque físico que pudieran sufrir nuestros compañeros en las localidades de Guaraní y Oberá. Mediante la estructura de poder que los sostiene quieren hacer creer al pueblo que nosotros somos los violentos, pero son ellos los que utilizan la mentira, amenazas y persecusión política contra los sectores más vulnerables. Reivindicamos algo tan básico como el derecho de los trabajadores a organizarse en defensa de sus intereses”.