AZARA. La madre de la niña se percató de cambios en el cuerpo de la niña, y la llevó al hospital donde constataron que cursaba un avanzado embarazo. El hombre estuvo prófugo varios días.

La denuncia fue realizada el pasado 21 de agosto por la madre de la nena, una mujer de 29 años, domiciliada en el barrio Virgen Morena de la localidad de Azara.
La mujer explicó que los últimos días notó que su hija de 12 años tenía manchas en la remera en la zona de los pechos, por lo que mandó a que se bañara y posteriormente reviso a su hija, donde se dio cuenta que la misma tenía leche en los pechos por lo que la llevó al médico.

Al llegar al Hospital de Azara fue examinada por un médico quien se percató que la niña estaba embarazada; por lo que fue trasladada hasta el nosocomio de la ciudad de Apóstoles donde se le realizo una ecografía donde confirmaron que cursaba una gestación de 33 semanas y media.

La madre habló con la niña quien aseguraba no tener novio ni relaciones sexuales. Pero luego de dialogar con los profesionales la pequeña confesó a la progenitora que su padrasto había abusado de ella y la amenazó con matarla a ella y a sus hermanos.
Desde ese momento el hombre se fugó de la casa con rumbo desconocido. Anoche lograron detener a José, de 41 años, en una zona de la colonia de la ciudad, quien al percatarse de la presencia de los uniformados en cercanía al lugar donde se ocultaba – un camping de la zona- intento darse a la fuga.