SAN VICENTE. El bebé de 36 días falleció el viernes en el hospital Samic de Oberá, tras haber sido derivado del nosocomio de esa localidad.

Dado que el pequeño presentaba hematomas en la espalda, el cuerpo médico del Samic dio aviso a la Policía y una vez que se produjo el deceso, el juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco ordenó la detención de la madre, Ramona Dos Santos (36) bajo la acusación de “homicidio agravado por el vínculo”.

Tras la autopsia, este miércoles fue puesta en libertad ya que el cuerpo forense determinó en el informe que el deceso se produjo por una patología natural, descartando que haya existido violencia contra el niño ya que las lesiones no eran compatibles con golpes.
La mujer es asistida por el gabinete de profesionales de la Comisaría de la Mujer de la Unidad Regional VIII.