Quejas por reducción de líneas y frecuencias en Oberá: «los que trabajamos hasta las 22 ya no tenemos colectivo, es peligroso volver… Es un mal servicio, poca empatía»

Continúan las quejas por los recortes de frecuencias y suspensión de lineas de colectivos urbanos en Oberá. Tras la audiencia pública por el aumento de la tarifa, las empresas Next y Guacurarí, pertenecientes al grupo Zbikoski de Posadas, comunicaron la suspensión de las líneas 6c, 9b y 9c, además del recorte de varias frecuencias.

Andrea C. manifestó que «trabajo por la mañana y por la tarde, utilizo el 2B y 5D, entro a la 9.30 de la mañana y no coincide con mí horario ya que cada y media cruza el colectivo, tengo que ir una hora antes. Los días sábado sacaron la línea 5B que es el último de las 22. Hora que pasa por la plaza del 180 viviendas…los que trabajan en Dinco, El Árbol Real, la Clínica Integral y varias personas que siempre de lunes a sábado venimos con ese colectivo, ya no lo tenemos y es frustrante. Es peligroso, las calles para venir caminando y los remises te que cobran cualquier cosa. La verdad es un mal servicio», detalló agregando que «realmente esto es una falta de respeto total».

La usuaria recordó que son 3 líneas las que dejaron de funcionar, señalando que la suspensión de la 9b (que opera desde hace 30 años de manera ininterrumpida) le perjudica respecto a su horario laboral. «Poca empatía para los trabajadores», fustigó.

Desde el municipio piden ehacer la queja en la página del SUMO, que es lo mismo que nada.

Desde el Concejo Deliberante, la edil de la oposición señaló que ya hizo reclamos al área de movilidad urbana pero la respuesta es siempre la misma: «es un servicio de emergencia» porque la concesionaria anterior, Capital del Monte, renunció a su contrato antes de tiempo. Sin embargo ya pasaron más de 6 meses y tampoco ha entrado en vigencia la nueva concesión el pasado 30 de noviembre que implicaba un complejo sistema de transbordos con estaciones y la saturación de la plaza San Martín, que tanto rechazó causó. Hasta la fecha se continúa con un contrato provisorio.

Según fuentes cercanas, para el Grupo Z no estaría siendo rentable operar en Oberá, y esto deriva en más recortes del servicio durante este verano, de los que hacía Capital del Monte. A esto se suma que el nuevo sistema integrado de transbordos que debió entrar en vigencia el 30 de noviembre, está tan mal diseñado que será aún más deficitario que el actual, reconocen.