Barella criticó la reducción de horarios de Next y Tipoka, el fracaso de la App; reclamó implementar las transferencias y más controles: «hay incontables falencias»


Se llevó a cabo la audiencia pública por el aumento del boleto del boleto de trasporte público en Oberá. La misma no es vinculante, por lo la tarifa se incrementará de todos modos aunque el servicio no mejore.
Entre los oradores, Participó Luciana Barella, Defensora del Pueblo Adjunta.

«La última vez que estuve en esta banca, mencioné que la figura de la audiencia pública es un mecanismo de participación y si realmente queremos que sea de esta manera, partamos de la base que es difícil que el sector mayoritario de los usuarios del servicio no puede(n) presentarse ya que se encuentra(n) en sus labores», manifestó y agregó que «hoy nos encontramos en esta nueva audiencia pública, donde como mis antecesores mencionaron estamos dando nuestra opinión acerca del aumento del boleto de Trasporte Público de esta ciudad, y si bien el proceso inflacionario del país demanda una suba en los servicios públicos, quiero manifestar mi malestar ante un servicio que ni bien finalizó la “luna de miel” con los usuarios ya ha presentado incontables falencias dentro de este servicio, de los cuales a través de los reclamos que ha recibido esta defensoría manifestaré a continuación:
El reclamo más notorio, es la demora en la implementación del nuevo sistema de trasporte, que ya se encuentra fuera de los plazos establecidos, pues ya debería haberse implementado plenamente la nueva concesión del servicio en el mes de noviembre de este año, este reclamo me llevan a mencionar que la ciudadanía no cuenta al día de hoy 19 de Diciembre con ninguna información; ni siquiera se están haciendo campañas masivas de la nueva forma que esto se llevará a cabo, tal como lo requeriría una razonable implementación del nuevo sistema.
También en este punto es importante destacar que de los nodos de transferencia previstos: en el samic, en punta alta y en el centro no hay absolutamente nada de la infraestructura necesaria, y el localizado frente a anses le falta mucho trabajo aún para concluirlo. El único nodo, al parecer, semi en condiciones es el localizado en la terminal de ómnibus.
Otro de los reclamos percibidos y verificados por esta institución son los siguientes:

La reducción de horarios en los servicios, inclusive resulta fundamental resaltar que los días domingos y feriados en algunas líneas y algunos horarios, la reducción del servicio es total, imposibilitando de esta manera que el pasajero no pueda asistir a su ámbito laboral o a alguna actividad de recreación que desee hacerlo.
La toma de decisiones que tienen las empresas (sin facultad para realizarlo) acerca de líneas, con respecto a horarios, recorridos, paradas, asumiendo que se mandan solos y realizando estos bruscos cambios en beneficio propio y a su vez perjudicando al usuario, sin recibir sanción alguna.
A su vez destacamos La falta de trasporte urbano después de las 23.00 imposibilitando y privando de este servicio a cientos de alumnos que utilizan el servicio de colegios nocturnos, (y) terciarios y universitarios de esta ciudad.
Un error no menos importante es la poca accesibilidad de comunicación que tenemos los usuarios (hacia) con la empresa, ya que no existe una oficina física ni tampoco un número de contacto para hacer las quejas correspondientes, teniendo en cuenta que si bien se encuentra online la página de SUMO, esta carece de significancia si la persona no cuenta con internet o algún medio tecnológico.
No puedo dejar de mencionar los incontables problemas y el fracaso de la aplicación de la forma de pago que tuvo el sistema desde su inicio el 01 de Julio, y si bien contemplamos que no estaban preparados para iniciar y tuvimos paciencia, hoy en día la realidad no ha cambiado
Amén de todo lo expresado anteriormente quiero concluir esta intervención expresando que la sustentabilidad económica del sistema urbano del trasporte de pasajeros no depende únicamente que el valor de la tarifa cubra el incremento de sus costos, que por supuesto estarán influenciados por el proceso inflacionario sino que también debe contemplarse que de haber un aumento en la tarifa del trasporte este no debería superar el incremento promedio de las remuneraciones de los usuarios, ya si excede a los aumentos de los ingresos de los usuarios un número significativo de ellos se verán imposibilitados (de económicamente) de utilizar el servicio. Sería bueno que el Concejo DELIBERANTE, además de apoyar la INICIATIVA de la intendencia de incrementar la tarifa del transporte público de pasajeros, tenga(n) en cuenta este compendio de sugerencias que la ciudadanía a través de esta Defensoría ofrece en cada oportunidad que se presenta y ejerzan en los hechos el control de la calidad del servicio.
Control que por el momento… si lo ejercen NO SE ESTARÍA NOTANDO», finalizó.