Desbarataron dos talleres mecánicos donde adulteraban motos robadas



Los integrantes de la División Robos y Hurtos de la Policía, esta mañana allanaron dos viviendas de Posadas que funcionaban como talleres clandestinos donde se desarrollaría la adulteración alfanumérica de rodados y documentos robados. Asimismo, detuvieron a dos hombres, secuestraron cuatro motocicletas, motopartes, herramientas para el desguace, dos teléfonos y dinero en efectivo.

Las tareas iniciaron en el contexto de una denuncia por una estafa a un comerciante de 27 años, que se había contactado por una red social con los supuestos mecánicos y luego de pactar una cita en su local, ubicado en la ex Ruta 213, les compró una Gilera Smash de 110cc por 190 mil pesos, la cual tenía el motor y la documentación adulterada.

Fue así, que con material fílmico y los perfiles sociales de los sospechosos, los agentes comenzaron una serie de averiguaciones y luego de montar vigilancia por unos días, establecieron que la casa de estos delincuentes funcionaban como desarmadero y punto de acopio de motos robadas.

Debido a ello, con la orden del Juez en turno, irrumpieron esta mañana en el primer domicilio ubicado sobre la Avenida Ituzaingó, donde apresaron a uno de los involucrados, secuestrando un rodado, documentaciones apócrifas, motopartes, herramientas, un celular y 91 mil pesos.

En simultáneo, en la chacra 147 allanaron la segunda vivienda, donde aprehendieron al otro cómplice e incautaron tres motocicletas, herramientas eléctricas, otro celular y 50 mil pesos.

Por orden del Juzgado de Instrucción N. º 1 de Posadas, los detenidos fueron alojados en la dependencia policial a disposición de la Justicia. En cuanto a los secuestros, serán resguardados y se investiga la procedencia de los rodados para poder ubicar a los posibles propietarios.