El oficialismo logró aprobar el Presupuesto 2023, pero no podría avanzar con Ganancias a Jueces y retenciones


Tras la aprobación en general del Presupuesto 2023, la sesión continúa con la votación en particular.

El Frente de Todos consiguió los votos para su tratamiento en general y ahora seguirá la sesión con la discusión artículo por artículo. Negociaciones a contrarreloj sobre la eliminación de la exención de impuestos al Poder Judicial.

Tras más de 15 horas de debate, el oficialismo logró aprobar el texto del proyecto de Presupuesto 2023 en general y se mantenía expectante respecto a la votación de los artículos en particular, ya que hasta el momento no contaba con la mayoría necesaria para avanzar con el cobro de Ganancias al Poder Judicial y la extensión de las facultades delegadas para imponer retenciones a las exportaciones, entre otras decenas de puntos.

Germán Martínez, titular del bloque del Frente de Todos, ratificó “la orientación” del presupuesto señalando el impacto de la pandemia, la guerra entre Ucrania y Rusia, y la herencia del macrismo: “El presupuesto tiene todos los condimentos que nos permiten revindicar la sensatez, la responsabilidad a la hora de plantear los objetivos de la política económica”.

“Venimos con orgullo a reivindicar este presupuesto, las convicciones son importantes y las seguiremos poniendo siempre sobre la mesa. Vamos a tratar que este presupuesto sea la hoja de ruta que permita reconstruir una esperanza en el pueblo argentino y que el 10 de diciembre de 2023 otro compañero o compañera de nuestro espacio político siga gobernando los destinos de la patria”, concluyó Martínez.

Rodrigo De Loredo, presidente del bloque de Evolución Radical, acusó que “este presupuesto es hijo de sus debilidades, es hijo de sus miedos, del miedo a la constante irresponsabilidad de la que han hecho gala y ahora tienen miedo que les explote en las urnas”. “Tienen miedo a perder la teta del Estado, este presupuesto es la más clara expresión del rendimiento ante la realidad”, apuntó contra el oficialismo.

“No les vamos a votar sus retenciones, sus blanqueos, sus concesiones a organizaciones gremiales cartelizadas, no le vamos a votar este caballo de troya que se insinúa como de equidad tributaria pero que esconde una estrategia de deslegimitación del Poder Judicial”, expresó De Loredo.

Pasadas las 4.30 de la madrugada comenzaron los cierres individuales de los presidentes de los bloques. Juan Manuel López, titular de la Coalición Cívica, fue el primero en hacer uso de la palabra previo a la votación en general. “Que sea el último presupuesto del lobby, que sea el último presupuesto corporativo, este modelo es una vaca flaca que cría el último ternero, que no da más leche… ojalá no haya mas vacas sagradas, empecemos a tener un presupuesto mejor. Cuenten con nuestro partido para votar en contra de este presupuesto y dar todas las discusiones”, criticó.

Emiliano Yacobitti, de Evolución Radical, señaló -parafraseando a dirigentes del oficialismo- que el Gobierno busca “sacarle un privilegio” a los jueces “porque no le gusta los fallos de la Justicia”. “Creo que hay que terminar con los privilegios de todos, no solo del sistema judicial; ni siquiera el Frente de Todos entero lo va a votar, por lo tanto no van a estar los votos, y si se juntaran los votos va a ser inconstitucional. ¿Por qué siguen insistiendo y no retiran el proyecto y lo tratamos la semana que viene?”, planteó enfatizando que el kirchnerismo quiere “seguir deslegitimando un poder judicial que ya está bastante deslegitimado”.

Pasadas las 3.15 de la madrugada de este miércoles, la sesión en la Cámara Baja continúa. Es el turno de Miguel Nanni, representante del radicalismo de la provincia de Salta, quien comenzó su discurso recordando que el año pasado el Gobierno presentó un presupuesto “errado”: “Un dólar a 190, la inflación al 30%…”. “Pasamos del realismo mágico a la más cruda verdad de chocarnos con la realidad, de reconfigurar cuadros tarifarios y la necesidad de equilibrar las cuentas públicas”, comparó y ratificó que no votarán ningún artículo que contengan “subas de impuestos y retenciones”: “Queremos que se termine la filosofía del látigo y la billetera”.

El legislador nacional del Frente de Todos, Juan Marino, planteó que “como militante del Partido Piquetero” se siente “incómodo” por tener que votar a favor de que todos los miembros del Poder Judicial paguen Ganancias: “No nos gusta el artículo 100 porque choca con un paro nacional de las trabajadoras y trabajadores judiciales. Me molesta, y mucho, tener que votar contra una huelga obrera. Nos incomoda y muestra las discusiones que tenemos dentro del Frente de Todos”.

Sin embargo, confirmó que prestará su voto: “Como parte de este gobierno y de esta coalición quiero pedirles disculpas a los trabajadores judiciales porque hoy no vamos a poder satisfacer con nuestro voto lo que nos reclamaron con total justeza con su paro nacional. Tenemos que votar a favor de este artículo, de una medida que propone nuestro gobierno y en contra de una huelga obrera”.

En ese sentido justificó su decisión porque es “una forma de cuestionar los privilegios del Poder Judicial” y porque desde el kirchnerismo han sido críticos de que “nuestro Gobierno no tocó las tuercas del lawfare”. “Cualquier compañero sabe que para dar cualquier paso contra la casta judicial van a contar con el Partido Piquetero”, enfatizó y agregó: “Incluso si vienen incluidas injusticias contra el movimiento obrero que resolveremos a su debido momento”.

No obstante, aclaró que el respaldo a que todos lo jueces paguen Ganancias, le exigió al Frente de Todos que “voten la reforma judicial, la ampliación de la corte suprema, que la deuda la paguen los que la fugaron y la creación del refuerzo de ingresos”.

“No tiene sentido dibujar un presupuesto porque no hay forma de sostenerlo después con la realidad”, cuestionó, Marcos Carasso (UCR de Córdoba). “Es muy bueno que el Gobierno entienda que hay que bajar el déficit; lo van a tener que hacer porque la realidad los choca, y van a tener que incorporar en su diccionario una palabra básica que con (Guillermo) Moreno escondían: inflación”, agregó el legislador radical.

Cerca de la medianoche, el diputado del PRO por la provincia de Mendoza, Álvaro Martínez ratificó que votarán “en contra de todos los artículos que atiendan a aumentar o crear nuevos impuestos o tasas” y justificó que “Argentina está en el puesto número 3 del ranking de infiernos fiscales, solamente superada por Bielorrusia y Venezuela”. “Este presupuesto es tan inviable como el Gobierno Nacional”, acotó.

Además, aprovechó para responder a un comentario que había hecho tiempo antes el diputado oficialista Aldo Leiva: “En el 2023 vamos a volver porque los argentinos están cansados de los ladrones, los inoperantes y cansados de un gobierno sin rumbo; pero no se pongan nerviosos ahora, pónganse nerviosos con ficha limpia, pónganse nerviosos cuando gobernemos en el 23, no ahora”.