Los mensajes que complican a la hija del “Coco” Basile: planeaba atacar a otro funcionario del Gobierno

Sabrina Basile se entregó este jueves en la Justicia y ya son cuatro los detenidos por la causa que investiga el ataque a Cristina Kirchner.
La Justicia dispuso hoy las detenciones de cuatro integrantes del grupo autoproclamado Revolución Federal, entre ellos su líder, Jonathan Ezequiel Morel, bajo la causa en la que se analizan las amenazas contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. A la tarde, Sabrina Basile, la hija del exdirector técnico Alfio “Coco” Basile, se sumó a la lista de detenidos junto a Gastón Guerra y Leonardo Sosa.


Ahora, trascendió la conversación que Basile mantuvo con Morel, el cabecilla de la banda que fue apresado en la localidad bonaerense de Munro. En los mensajes de audio, los implicados planean “ir a buscar” al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.


La conversación entre Basile y Morel
Morel― “Importante, ¿Qué vamos a hacer? Me gustaría ir a buscar a Cabandié, ¿a dónde m… está el Ministerio?”
Basile― “Y, hay que ir a buscarlo”.
Morel― “Bueno, acá está, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, queda en Av. San Martín 450. El día lunes podemos hacer una quema de gomas en la puerta del Ministerio, para que se llenen de humo ellos también”
Basile— “Totalmente, a ver si les gusta…”
Morel— “Hacemos una fogata en la puerta del Ministerio”
Basile― “Y polenta”.


Hay cuatro detenidos
Tras 11 allanamientos que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizó en el AMBA, Morel, Sosa, Guerra y Basile quedaron detenidos en la causa caratulada como “averiguación de delitos”. Los cuatro están denunciados por amenazas contra Cristina Kirchner.
A Morel y a Sosa, fundadores de Revolución Federal, los detuvieron en Munro y Villa Ballester, respectivamente. Mientras que a Guerra, jefe de otra agrupación llamada Nación de Despojados, lo arrestaron en Moreno. Por su parte, Sabrina Basile se entregó en el edificio de Tribunales.
En septiembre, días después de que Cristina Kirchner saliera ilesa del atentado en la puerta de su casa, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) presentó ante la Justicia un audio de una transmisión en Twitter Spaces previa al ataque.
En la charla, Jonathan Morel jugaba con la idea de infiltrarse entre seguidores de la Vicepresidenta para “hacerla pasar a la “historia”. También hablaron de un eventual asesinato del diputado Máximo Kirchner y del presidente Alberto Fernández.
Morel y Sosa son fundadores de Revolución Federal: se conocieron en abril en una reunión de seguidores del libertario Javier Milei y cobraron popularidad en los meses previos al atentado por sus escraches contra políticos -sobre todo del Gobierno- y sus consignas antikirchneristas, como “Todos presos, muertos o exiliados”.