Rusia multó a Tik Tok por promover «propaganda gay» y «valores sexuales no tradicionales»

Comenzaron a aplicar duras sanciones contra toda plataforma que tenga contenido LGBTQI+ o información que considere «pro ucraniana».

Una corte de Rusia multó a TikTok por no filtrar el contenido LGBTQI+ dentro de su lista de videos. La empresa, propiedad de la compañía china ByteDance, fue sancionada bajo la suma de 3 millones de rublos (51 mil dólares) por el Tribunal del Distrito Tagansky de Moscú.

Las agencias internacionales de noticias informaron que el caso contra la red social se basó en la acusación de que la empresa estaba «promoviendo valores no tradicionales, LGBT, feminismo y una representación distorsionada de los valores sexuales tradicionales» en su plataforma.

Esto es consecuencia de una polémica ley sancionada en 2013 por el gobierno ruso, en el cual se considera «propaganda gay» cualquier tipo de exhibición de parejas de un mismo género. Según la legislatura de Moscú, se debe promover una ampliación a esta regla para aumentar las multas en el caso de que menores de edad se vean expuestos a cualquier imagen pro LGBTQI+.

Las autoridades rusas afirman que defienden «la moralidad» frente a lo que consideran valores liberales no rusos promovidos por Occidente, pero activistas de derechos humanos afirman que la ley se ha aplicado ampliamente para intimidar a la comunidad LGBT de Rusia.

Twitch también fue multado por Moscú
Las autoridades rusas también denunciaron a la plataforma de streaming Twitch por albergar una entrevista con una figura política ucraniana que, según Moscú, contenía información «falsa».

Twitch, propiedad de Amazon, fue multada con 4 millones de rublos (68.000 dólares). El caso se había elaborado en respuesta a que Twitch acogió una entrevista con Oleksiy Arestovych, asesor del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Esto es consecuencia de otra ley promovida a principios de marzo, poco después de enviar decenas de miles de tropas a Ucrania. Esta norma prohíbe «desacreditar» a las fuerzas armadas, con una pena de hasta 15 años. Las empresas tecnológicas extranjeras han sido advertidas de que no deben violar esa ley.