Expulsaron a cuatro efectivos del Ejército Argentino por el salvaje “bautismo”

Confirmaron que cuatro efectivos del Ejército Argentino, que prestan servicios para el Regimiento de Infantería 30 de Apóstoles fueron expulsados de la fuerza por las graves lesiones que sufrió el cabo Michael Natanael Verón (25) el 8 de julio pasado. El hecho se dio en el llamado ritual de bautismo ocurrido en la dependencia.

En principio, el Consejo de Disciplina del Ejército castigó con sanciones leves a 15 integrantes de la fuerza, mientras que siete sufrieron penas graves y cuatro fueron destituidos.

La destitución o baja es la sanción más grave que se prevé para un efectivo de la fuerza, aclararon.

Los sancionados cumplían con diferentes funciones en el organigrama de la dependencia y tienen la posibilidad de apelar la medida ante el Consejo General de Disciplina que se encuentra en Buenos Aires.

El hecho
El soldado Michael Verón de 25 años sufrió una fractura en una de sus vértebras además de haber llegado al hospital en un estado de hipotermia luego de la celebración del regimiento militar., denominado comúnmente como “bautismo”. Lo tuvieron que operar dos veces. Tras las intervenciones, tuvo que ser trasladado en un avión sanitario hasta la ciudad de Buenos Aires, debido a la complejidad de su estado.

Actualmente se encuentra internado en Alpi, un centro dedicada a la rehabilitación neuromotriz, para una atención de mayor complejidad, como la que necesita un paciente de su estado.

El lunes la víctima del violento “bautismo”, sería sometida a una doble operación, para mejorar su calidad de vida. Estará a cargo un especialista reconocido a nivel mundial, que viajará directamente desde México.