LA ARBITRARIA Y CONFISCATORIA POLITICA TRIBUTARIA DE MISIONES

El año próximo la Agencia Tributaria de Misiones (ATM) prevé recaudar 99.632 millones de pesos en impuestos provinciales, principalmente Ingresos Brutos, pero también el impuesto automotor, sellos e inmobiliario. El número representa algo más de la quinta parte del Presupuesto del Estado misionero para 2023, que asciende a 468.000 millones de pesos.
Sin embargo, si se toma en cuenta la proyección de crecimiento de la recaudación y que la ATM suele subestimar su objetivo, el número podría superar holgadamente los 150.000 millones de pesos.


De esta forma, Misiones que tradicionalmente era la 8° provincia que más recaudaba del país en impuestos provinciales, ahora se consolida como la 6° provincia que más ingresos propios genera, solamente superada por las cuatro grandes: Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe y
Neuquén (que tiene regalías por petróleo y gas, incluyendo Vaca Muerta).
El incremento anual de la recaudación provincial pasó de una velocidad de 25 o 30% a un rango de 50% o más desde 2020, año de la pandemia.
Misiones recauda más, como un pequeño “país independiente”, y esto, debido a la fortísima presión fiscal que soportamos los “SUERTUDOS”, del proyecto MISIONERISTA de la Renovación, donde pagamos los bienes y servicios más caros del país, explicado, en parte, por el impuesto a los Ingresos Brutos, un gravamen que es la verdadera “vaca lechera” de la ATM, (AGENCIA TRIBUTARIA MISIONES).

Desde el sector empresario advierten que la manera en que funciona el sistema de recaudación de Ingresos Brutos en la provincia genera la acumulación de exorbitantes saldos a favor y, por ende, provoca que quede capital de trabajo inmovilizado.
Parte de la explicación a la inédita recaudación de Misiones está en la forma en que la provincia dispuso el cobro anticipado del gravamen para las empresas que tienen actividad en varias jurisdicciones. Eso genera grandes saldos a favor de los contribuyentes. Y pretender la devolución se convirtió en una odisea.

Cuando se ejerce una actividad en varias jurisdicciones (por caso, una fábrica de la provincia de Buenos Aires que vende productos en distintos puntos del país) rige, para aplicar Ingresos Brutos, el Convenio Multilateral, que tiene el objetivo de que los fiscos no se superpongan en el cobro.
Todas las provincias y la ciudad de Buenas Aires están adheridas al régimen del Convenio Multilateral, que se instrumenta a través de una Comisión Arbitral, encargada de solucionar los posibles conflictos.


La Comisión Arbitral fijó un sistema de retención desde las cuentas bancarias de los contribuyentes aplicable sobre los importes acreditados: el Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (Sircreb). A ese sistema adhirieron todas las jurisdicciones que
están en el convenio salvo dos: Misiones y Tucumán. Estas dos provincias se separan del sistema general de retenciones y establecen por su cuenta qué empresas deben ser retenidas.
La resolución general DGR 35/02 de Misiones –cuya aplicación estuvo suspendida desde 2017 por el consenso fiscal del gobierno de Mauricio Macri y se reanudó en 2020– dice que la aplicación del régimen de retención se hará efectiva sobre «todas las cuentas abiertas, cualquiera sea su tipo», y que la administración comunicará a los agentes de retención designados «la nómina de sujetos pasibles de retención».

La dirección se reserva la facultad de incluir en la nómina «a los contribuyentes no inscriptos cuando existan indicios o exteriorización por cualquier medio, del desarrollo de actividad en la jurisdicción».
Todas las provincias reglamentan regímenes de retención, pero lo de Misiones es altamente confiscatorio, representando un abuso por donde se lo mire; las pymes se mueren con esto, porque si no tenes facturación para compensar, esto te desfinancia.

En el ámbito de la economía, se escucha decir…»No hay que vender en Misiones; si surge la posibilidad, sugiero rechazarla», dice Gustavo Lazzari, empresario, quien piensa que fiscalmente «Misiones no es la Argentina». Según afirma, hay que comprender que se genera un préstamo a tasa cero por parte del contribuyente. En su opinión, habría que eliminar Ingresos Brutos, porque «es tan macabro que no te permite ni siquiera generar la base imponible», a diferencia de impuestos como el IVA, «en los que sabés que si vendés más, pagás más», describe.
El hecho de que la provincia no esté en el Sircreb hace que «la retención sea mucho más
gravosa financieramente».
Los empresarios señalan que otra cuestión preocupante es el cobro anticipado del impuesto por ingresar mercadería a la provincia, las tristementes conocidas “ADUANAS INTERNAS “, de Centinela y el Arco. Es decir, para ingresar cualquier mercadería, más allá de lo que se venderá, hay que tributar un anticipo que varía según la actividad, pero promedia el 3,31%.
El recupero de los saldos es tan complicado que desmotiva a los contribuyentes, además de presentar una pormenorizada documentación, deben estar preparados para una inspección integral. Si se quiere ir a la justicia, eso debe hacerse en la provincia y afrontando los gastos
que acarrea.
Este año 2022, la ex Dirección General de Rentas ya lleva recaudados 70.338 millones de pesos en enero-agosto, superando su pauta presupuestaria elevada el año pasado. Con lo cual, lo que recaudará en septiembre, octubre, noviembre y diciembre tendrá libre disponibilidad.

En general, la ATM suele alcanzar su pauta presupuestaria antes de la llegada de la Primavera, quedando el último trimestre (o cuatrimestre) para sobre cumplir la meta, y entonces nos preguntamos, ¿Dónde va la plata de los misioneros?……….

Después del análisis del Cr de Paula, se corre el velo de otra falacia renovadora.

Por lo tanto es lógico pensar que en las próximas elecciones deberemos optar por:
– Seguirle llenando los acaudalados bolsillos a los popes renovadores mientras nos roban con
los impuestos
– U optar por una sociedad más justa, generando trabajo genuino y que cada uno pueda vivir
de su esfuerzo.


La primera opción es el PROYECTO MISIONERISTA.
La Segunda opción es PROYECTO DE VIDA para nuestra descendencia.
Está en nosotros elegir.

 

Contador Alejandro de Paula MP 1059. CPCE MISIONES

Epílogo a cargo del Ing. Eduardo Serra, presidente del Comité Radical Oberá