Faltan cloacas, agua, luz, calles pero aprobaron proyecto de Rovira para construir el Museo Sensorial

En una provincia con serios problemas de infraestructura y pobreza, con más del 60% de la población sin cloacas, con problemas en el abastecimiento de agua potable y electricidad, sobre todo en el interior incluyendo Iguazú y Oberá; viviendo sobre calles de barro mal iluminadas y azotadas por la delincuencia y las drogas; anoche los diputados renovadores aprobaron otro delirio del mandamás que quiere mostrar a Misiones como primer mundo. Se trata del Museo Sensorial de Misiones. 

El Parque del Conocimiento albergará al Museo Sensorial de Misiones -  MisionesOnline

El proyecto de ley fue presentado por el diputado Carlos Rovira para crear el Museo Sensorial de Misiones, «como un espacio de transmisión de conocimientos y aprendizajes, con el que se busca generar en quien lo visite una experiencia sensorial significativa a través de la implementación de tecnologías innovadoras», argumenta.

«La experiencia sensorial se refiere a la vivencia que tiene el visitante mediante un recorrido interactivo, inclusivo y dinámico en el museo, que permite conectarse a través de los sentidos, de forma perceptiva y emocional».

El Museo Sensorial de Misiones funcionará en el Parque del Conocimiento, «desde donde apuntará a transformar la percepción de la persona que lo visite, integrando a la experiencia tradicional contemplativa un modelo interactivo, dinámico y diferenciado, en el cual el estímulo de los sentidos mediante sistemas tecnológicos de última generación desarrolle un procesamiento sensorial que favorezca un aprendizaje vivencial», asegura.


En los fundamentos del proyecto, Rovira argumentó que “transformar el saber en un valor universal y accesible es una de las misiones más importantes de los museos, por no decir la más importante”.

“Al reforzar la creatividad, el sentimiento de pertenencia y la participación cívica, los museos contribuyen al desarrollo de la sociedad promoviendo un futuro más sostenible a través de la movilización del poder transformador de la cultura”, aseveró.

También consideró que “la educación, para ser transformadora tiene que ampliar los límites del aula”. En este sentido, y teniendo en cuenta que los museos tienen un potencial educativo ilimitado, indicó que “existe un gran campo de acción a explorar que tiene que ver con repensar a los museos y las escuelas como instituciones complementarias que proyecten acciones educativas en conjunto, y fomentar el entusiasmo para adquirir nuevos conocimientos en los estudiantes”, señaló.

Con esta ley se busca “una mayor participación del público invitándolo a desarrollar los sentidos de la vista, el oído, el olfato y el tacto, e incluyendo el movimiento del cuerpo, reforzando de este modo la transmisión del mensaje, convirtiendo al espectador en un elemento activo en el museo”, concluyó el legislador.

En el recinto de sesiones, como miembro informante, la diputada Sonia Rojas Decut se refirió al museo como un “espacio transformador, transmisor de conocimientos, con el fin de generar en el visitante una experiencia sensorial significativa, a través del uso de tecnologías innovadoras”.

“En el marco de este proyecto de ley, se entiende por experiencia sensorial a la vivencia que tendrá el visitante mediante un recorrido interactivo, inclusivo y dinámico que le permitirá conectarse a través de sus sentidos y con la aplicación de tecnologías exponenciales o inmersivas”, explicó la legisladora.