Kicillof defendió a Cristina: «Basta de persecución y lawfare»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires se sumó a la ola de respaldos a la vicepresidenta, en el día que el fiscal del juicio, Diego Luciani, finalizará su alegato y pediría una dura pena.
Mientras sigue el juicio contra Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad por presuntas irregularidades en la obra pública en Santa Cruz, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, salió en defensa de la vicepresidenta: pidió terminar con la «persecución» y el «lawfare» en su contra.»Basta de persecución. Basta de lawfare. Todos con Cristina», posteó en las últimas horas Kicillof en su cuenta de Twitter.

El gobernador adjuntó en sus redes sociales el repudio expresado por diputados y senadores del Frente de Todos (FdT) de la provincia de Buenos Aires hacia la «persecución judicial» contra la vicepresidente, donde señalaron que la causa Vialidad es «un episodio más del hostigamiento político, judicial y mediático».

El comunicado en repudio a la persecución judicial contra Cristina Kirchner
Los bloques se manifestaron en un comunicado compartido en las redes sociales en el que dijeron que ese «hostigamiento» se inició «en línea con el calendario electoral en mayo de 2019», en referencia al juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz entre los años 2003 y 2015.Los legisladores señalaron que se trata de «un episodio más del hostigamiento político, judicial y mediático que se lleva adelante de forma coordinada en nuestro país y en Latinoamérica desde el año 2015».

Y agregaron: «Estas prácticas son un mecanismo de disciplinamiento, estigmatización y control social».

«En el caso de nuestra Vicepresidenta, esta práctica tiene un claro objetivo: proscribirla políticamente», advirtió el texto.

Ese planteo fue compartido en las redes por varios ministros de Kicillof como Javier Rodríquez (Desarrollo Agrario), Pablo López (Hacienda), Andrés «Cuervo» Larroque (Desarrollo de la Comunidad) y Julio Alak (Justicia).

En tanto, la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, consideró que «la persecución judicial a Cristina Fernández es un ataque a todo el movimiento nacional y popular» y expuso que «buscan proscribirla porque siempre defendió los intereses del pueblo frente al poder real».