Aprobaron proyecto de Sereno y Argüello para implementar parques productivos sustentables

La semana pasada, la Cámara de Representantes de Misiones sancionó la regulación de la implementación de parques productivos sustentables como modelo de gestión territorial para la producción agroecológica de alimentos.

Con esta ley, surgida a partir de distintas iniciativas presentadas por los legisladores Martín Cesino y Martín Sereno, por la ex legisladora Rosana Argüello y por el Parlamento de la Mujer 2018, se busca mejorar el aprovechamiento y uso de los espacios periurbanos, para contribuir con la seguridad y la soberanía alimentaria.


Un parque productivo sustentable es un espacio físico con infraestructura, logística y equipamiento para potenciar la producción agroecológica y preservar los espacios agrarios en áreas periurbanas o rurales, mediante un enfoque multifuncional, que incide en los procesos de fortalecimiento de las economías locales, protegiendo los recursos naturales y paisajísticos de la provincia.


A partir de esta norma, el diseño y planificación de los parques productivos sustentables debe propiciar la multifuncionalidad, la coexistencia y la complementariedad de las actividades productivas con otras actividades recreativas, educativas, culturales, turísticas, comerciales e industriales de baja complejidad.


Además tendrá que estar orientado conforme el ordenamiento productivo de la provincia, garantizando el funcionamiento de infraestructuras y servicios necesarios para el desarrollo productivo, económico, social y ambiental.


Asimismo, se buscará promover el aprovechamiento de fuentes de energías renovables, el reciclaje de residuos, el riego eficiente y uso de agua pluvial, y el desarrollo tecnológico de aplicación agroproductiva disponible.


Los parques productivos sustentables podrán ser implementados en inmuebles propiedad del Estado provincial o propiedad de los municipios, así como también en los de personas humanas o jurídicas que de manera voluntaria decidan formar parte de este modelo de gestión territorial para la producción agroecológica.


En los fundamentos del proyecto, Cesino manifestó que la implementación de estos parques “permitirá no sólo contribuir con la seguridad y soberanía alimentaria, sino que también buscará promover procesos productivos sustentables y prácticas inclusivas, con fuerte énfasis en la agricultura multifuncional y las buenas prácticas agrícolas”.


Por su parte, Sereno destacó la posibilidad que tienen como legisladores de crear “políticas públicas que busquen dar solución, dinamismo y facilidad a acuerdos que podrían generarse entre ciudadanos o grupos de ciudadanos, pero que muchas veces implican trámites que suelen desalentar a alguna de las partes a desarrollarlos o que llevan un tiempo que termina por desarticular la idea con la que se impulsa en principio”.


En la sesión, Cesino agregó que, “este tipo de normas demuestra que el norte es siempre el productor y la familia misionera” y, como ya lo viene haciendo el Estado provincial, se promueve la seguridad y la soberanía alimentaria, “a partir de políticas públicas concretas, acompañando al sector productivo, económico, social y ambiental; teniendo en cuenta ese derecho que nos asiste como provincia, que es el de producir nuestros propios alimentos, nuestros propios productos de manera orgánica, nutritiva, y con técnicas sustentables y amigables con el medio ambiente”.


Estos espacios no solamente brindarán “capacidad productiva, sino que será lugar de docencia, a partir del cual también se potenciará el turismo y la comercialización de estos productos”, agregó Cesino, y resaltó que promoverá “el autoconsumo, el empleo genuino, el cooperativismo y la solidaridad”.

En tanto, Sereno agregó que “esta ley permitirá producir mejores alimentos y generar mejores trabajos y posibilidades de producción”.


El legislador señaló que el fin es “producir alimentos sanos, para fortalecer nuestra salud, y apostamos a la salud del pueblo misionero a través de un trabajo digno y el consumo para el resto de la población de alimentos sanos; felices por las miles de familias misioneras que van a tener más trabajo y posibilidades de producción, y por las decenas de miles de familias misioneras que van a comer más sano, generando riqueza y producción para nuestra provincia”.