Preso se tragó una bombilla para que lo dejen en libertad

Un detenido de 30 años alojado en una comisaría de Posadas, se tragó una bombilla pero se negó a ser operado para sacarla y amenazó con tragar otra como forma de protesta para que el juez que tiene su causa revise su situación.

El preso Esteban Felipe B. de 30 años, se encuentra alojado en la comisaría 12, a disposición del Juzgado de Instrucción 1. El hecho se registró en la noche de este lunes, cuando la guardia se enteró que el hombre se tragó una bombilla y de inmediato fue trasladado al hospital Madariaga.

Una vez en el hospital, el detenido fue atendido por un médico quien diagnosticó “paciente lucido en tiempo y espacio glasgow 15/5 ventilando espontáneamente buen patrón ventilatorio, hemodinámicamente estable refiere ingesta de bombilla, se solicita rx de tórax y abdomen”.

Posteriormente, ya con la radiografía en la mano, el detenido se negó a ser operado porlos médicos. Además, según consta en la denuncia policial, se puso violento y amenazó con volver a tragar otra bombilla.

“Yo no me voy a atender con el cirujano, no me quiero operar. Yo hago esto para que el juzgado me de bola, quiero que manden esto al juzgado. Mañana voy a tragar otra bombilla”, aseguró el detenido ante los uniformados.



Tras su negativa, y teniendo en cuenta que no se le podía obligar a ser operado, el detenido fue nuevamente alojado en la Comisaría 12, de la Policía de Misiones, a disposición del juez de Instrucción, Marcelo Cardozo.

Misionesonline