Cavallo: “Si Massa acomoda su pensamiento al de Cristina, fracasará como el Presidente”

El exministro se refirió al ingreso del todavía presidente de la Cámara de Diputados al Gabinete de Alberto Fernández, con críticas a la vice.
Domingo Cavallo habló este domingo sobre la designación de Sergio Massa como superministro de Economía y dejó en claro su pronóstico respecto al futuro de la gestión del actual presidente de la Cámara de Diputados: “Si como ocurrió con Alberto Fernández, se desvive por acomodar su pensamiento y su acción al diagnóstico de la vicepresidenta, el fracaso de su gestión será tan evidente como lo es hoy el del Presidente”.

El ex ministro consideró que si el exintendente de Tigre se apega a las políticas económicas que impulsó Cristina Kirchner – “para ella las palabras ‘ajuste fiscal’ y ‘libertad de mercado’ son conceptos ‘neoliberales’”- será “difícil” evitar “una explosión inflacionaria rayana en la hiperinflación”.

«Si, por el contrario, Sergio Massa comienza reconociendo que será necesario hacer un ajuste fiscal por reducción del gasto público, incluso mayor al comprometido en la negociación con el FMI, y conduce la política monetaria enderezada a cerrar la brecha cambiaria y acumular reservas, es posible que logre acotar la inflación en lo que resta del mandato presidencial al 6% mensual o 100% anual, sin que haya una caída violenta del nivel de actividad económica”, evaluó en un extenso texto publicado en su blog personal, donde suele opinar sobre la coyuntura actual.

Para Cavallo, la vicepresidenta considera que “el déficit fiscal y el nivel del gasto público no son un problema y que la emisión monetaria no es causa de inflación”. “Ve al endeudamiento público como el resultado de maniobras especulativas y no lo relaciona con el déficit fiscal”, afirmó.

“También cree que el crecimiento se logra por aumento de la demanda interna de bienes de consumo y que el aliento a las exportaciones, lejos de ayudar al crecimiento, lo frena”, continuó sobre lo que sostiene son políticas macroeconómicas que impulsa Cristina Kirchner.

Y añadió sobre la vicepresidenta: “Adhiere sin reparos a la estrategia de crecimiento por sustitución de importaciones. También cree que el Estado tiene que intervenir en las empresas, estatizándolas o regulándolas caso por caso, porque cree que de esa forma se podrá asegurar que contribuyan al crecimiento y a una buena distribución de los ingresos”.

“Todas sus críticas a las decisiones del Presidente basadas en las recomendaciones de Martín Guzmán y del Fondo Monetario Internacional, se fundan en este diagnóstico”, precisó Cavallo, quien también supo cargar con el mote de superministro.El exfuncionario de Carlos Menem fue contundente al finalizar su reflexión considerando que “el apoyo de la Vicepresidenta será clave para evitar el fracaso de Massa”.

“¿Será capaz la Vicepresidenta de resignar su postura contra el ajuste fiscal, la restricción monetaria y el afán intervencionista sobre empresas y mercados con el que llenó de palos en la rueda a los intentos de Alberto Fernández y sus colaboradores, de introducir cierta racionalidad en el diseño de la política económica?”, se preguntó.

Según Cavallo, “es de esperar que Massa haya discutido esta cuestión con Cristina antes de asumir la responsabilidad como Ministro de Economía”. “Si no es así, es muy difícil que pueda evitar un muy peligroso fracaso”, vaticinó.

Por otro lado, el exministro se refirió a la tasa de inflación con tendencia al alza desde enero y que, según sus estimaciones, estará en torno al 7%. “Para revertir esta tendencia, Sergio Massa tendrá que conseguir una reducción significativa del monto de los subsidios económicos, lo que supone implementar un ajuste de tarifas eléctricas y del gas, muy superior a aquel que pretendía conseguir Martín Guzmán y que le impidió el kirchnerismo desde la Secretaría de Energía», analizó Cavallo.

Además, indicó, Massa “deberá conseguir que todos los restantes rubros de gastos, incluidos salarios, jubilaciones, prestaciones sociales, gastos de capital y trasferencias a provincias, no aumenten más del 5,5% mensual de tal forma que la inflación del 6% mensual los reduzca en términos reales a razón del 0,5% mensual”.

La idea de Cavallo: vender las acciones de los privados en el FGS
En otro pasaje de su análisis, Cavallo sugirió que el grupo de empresarios que apoya a Sergio Massa le podría haber aproximado al todavía presidente de la Cámara de Diputados la venta de las acciones de empresas privadas que forman parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

“Es probable que si el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) decidiera ofrecer esas acciones a los accionistas que tienen el control de esas empresas, podría obtener ingresos más cercanos al doble de la valuación de mercado actual que a los 5.688 millones que, según el mercado, valen actualmente”, evaluó.

Y siguió su reflexión: “Esto es probable porque quienes tienen el control accionario de las empresas conseguirán de esta forma sacarse de encima al Estado como accionista, algo que a partir de la estatización de los fondos de jubilaciones y pensiones fue visto más como un mecanismo de control de un estado intervencionista que como una contribución al financiamiento de las empresas”.

Cavallo aclaró que para poder llevar a cabo esta operación, “Massa debería conseguir una ley que lo autorice”. “Si bien a la oposición le convendría conservar la posibilidad de esta venta para que sea una de los ingredientes iniciales de un plan de estabilización a implementar por el próximo gobierno, por razones ideológicas a sus legisladores le resultará difícil oponerse dado que el gobierno de Macri intentó hacerlo precisamente en 2017”, pronosticó.

No obstante, el economista concluyó que “a Massa le resultará más difícil conseguir el apoyo de sus socios en el gobierno, especialmente de los seguidores de la vicepresidenta, que habían hecho de esta participación en el capital de las grandes empresas privadas un símbolo del intervencionismo estatal que constituye un ingrediente clave de la ideología anti neoliberal que predicaron desde que accedieron al poder”.

Las reflexiones de Cavallo sobre el ajuste fiscal
En el extenso texto publicado en su blog, Cavallo detalló datos de la macroeconomía para argumentar sus hipótesis. Sobre las cuentas fiscales del primer semestre sostuvo que han reflejado “el desajuste que explica tanto la expansión monetaria excesiva como las dificultades para seguir colocando deuda pública en pesos”.

“Durante los primeros seis meses de 2022, el gasto primario aumentó 75% mientras que los ingresos fiscales aumentaron sólo el 65%. Como consecuencia de esta diferencia, el déficit fiscal primario aumentó 226 %”, indicó.

El financiamiento de este déficit, sostuvo, necesitó “una fuerte expansión monetaria” y, en paralelo, “mucha colocación de deuda en pesos, a punto tal que el mercado interno de capitales colapsó a mediados de junio, planteando una duda adicional sobre la sostenibilidad de la deuda interna, semejante a la duda sobre la sostenibilidad de la deuda externa que se manifiesta en un riesgo país¨ superior a los 2.500 puntos básicos”.

El análisis sobre la tasa de inflación Cavallo adelantó que según estimaciones preliminares de varias consultoras, la inflación de julio se ubicará en torno al 7%, “como consecuencia de aumentos en rubros muy sensibles a la fuerte expansión monetaria desde mediados del año pasado”. “El ritmo de devaluación y la tasa de interés han aumentado durante julio, pero siguen por debajo de la tasa de inflación”, añadió.