Silvina Batakis es la nueva ministra de Economía

Tras más de un día de especulaciones, el Gobierno anunció que Silvina Batakis será la nueva ministra de Economía en reemplazo de Martín Guzmán que presentó su renuncia el sábado por la tarde por Twitter.
La confirmación oficial llegó a través de las redes sociales, un tuit de la vocera presidencial, Gabriela Cerruti: «El Presidente @alferdez designó a Silvina Batakis al frente del Ministerio de Ecomía (sic). Batakis es una reconocida economista que cumplió esa función en la provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2015».
Batakis es licenciada en Economía y Master en Finanzas Públicas de la Universidad Nacional de La Plata y también tiene un Master en Economía Ambiental de la Universidad de York, Inglaterra.
En la actualidad es la secretaria de Provincias en el Ministerio del Interior que conduce Eduardo «Wado» de Pedro y estuvo a cargo de la cartera económica de la provincia de Buenos Aires, cuando Daniel Scioli era gobernador. Tuvo a su cargo las conversaciones políticas con el Gobierno porteño por los fondos de la coparticipación.
Antes había sido ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires durante el gobierno de Daniel Scioli. Incluso el ahora ministro de Producción la había designado por adelantado como su funcionaria para el Ministerio de Economía si ganaba en 2015.
Tras conocerse su nombramiento, Scioli destacó a su ex ministra. «Una persona de gran calidad humana y amplia formación profesional. Una trabajadora incansable con gran sentido de la responsabilidad y destacada experiencia», indicó a través de Twitter.
«Desde el Ministerio del Interior también ha trabajado incansablemente y realizado una exitosa gestión articulando políticas públicas con todas las provincias del país», completó quien ahora será su compañero en el Gabinete de Alberto Fernández.
Batakis nació en Río Grande, Tierra del Fuego, pero repartió su vida entre Río Gallegos, Rafaela, Taco Pozo (Chaco) y La Plata.
Tras conocerse su designación, salió a la luz un viejo elogio de 2018 que realizó Batakis a Martín Guzmán. En su cuenta de Twitter elogió un artículo donde el ahora renunciado ministro criticaba que el gobierno de Cambiemos hubiese recurrido al FMI.
«Muy claro @Martin_M_Guzman en ‘La salida que se eligió para la corrida profundiza los problemas'», escribía la flamante ministra en su cuenta de Twitter junto al artículo periodístico.
La designación se conoció tras una jornada de reuniones en Olivos que comenzaron al mediodía con la presencia de Sergio Massa y los asesores más cercanos a Alberto Fernández como Gustavo Beliz y Julio Vitobello.
Massa había dejado la quinta presidencial pasadas las 14 con destino Tigre para consultar con su propia tropa en otra reunión. El Presidente se quedó entonces gran parte del día con su grupo de colaboradores más leales: Santiago Cafiero, Vitobello, Beliz, Gabriela Cerruti, Juan Ross y Claudio Ferreño.
Cerca de las 17 Massa regresó a Olivos para consensuar los cambios con Alberto Fernández. Detrás ingresaron el jefe de Gabinete Juan Manzur y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.
Pasadas las 20 se conoció que Alberto Fernández se comunicó por teléfono con Cristina Kirchner para consensuar la designación. La charla, tras meses de diálogo roto, se dio gracias a la intervención de la presidenta de Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.
La renuncia Martín Guzmán al Ministerio de Economía se da tras una gran presión de Cristina Kirchner y el kirchnerismo, que estaban descontentos con su rol en la administración de Fernández.
A través de una carta en Twitter, el economista anunció a las 17:47 del sábado su salida del Gobierno justo cuando la vicepresidenta lo criticaba en un acto en Ensenada.
El mismo Guzmán reunió a parte de su equipo el domingo por la tarde, mientras en Olivos se debatía quién lo sucedería.
Los desafíos de la ministra de Economía
La nueva ministra de Economía tendrá que hacerse cargo de un tablero con buena parte de los indicadores en rojo: dólar bajo presión y sin una referencia clara, reservas al límite, inflación sin techo, stockeo de insumos, trabas a las importaciones, faltante de gasoil, bonos a precio de default, déficit fiscal en ascenso, salarios por detrás de los precios, dudas sobre el financiamiento del FMI y un gobierno cada vez más débil.
«Lo primero es contener la crisis política, por más que venga un ministro de Economía fuerte, es importante el perfil del nuevo equipo económico: la reacción va a ser diferente si es de Cristina Kirchner o es pro mercado, más del estilo de Sergio Massa», dijo Fernando Marull, de la consultora FyMA. «Las medidas urgentes deberían venir por el lado de lo que venía haciendo Guzmán en lo cambiario, fiscal y monetario», agregó.
El Gobierno no tiene suficientes reservas para equilibrar el mercado cambiario. Después de endurecer las restricciones al pago de importaciones y acumular US$ 1.500 millones en compras en el mercado de cambios, el Banco Central vendió el viernes US$ 190 millones por pagos de importación de energía. En ese contexto, los dólares financieros se mantienen arriba de $ 247 y $ 251, mientras que el blue cerró el viernes al alza, en $239.