Los profundos badenes impedirían el uso de colectivos articulados en Oberá, concejales estudiarán los recorridos

Los concejales facultaron esta semana a la municipalidad para que redacten los contratos con las empresas Tipoka, Next y Capital del Monte para el nuevo servicio urbano de pasajeros que comenzará funcionar a partir del 29 de noviembre próximo. 

Entre las nuevas unidades presentadas en la plaza Malvinas por Tipoka y que causó alegría en los usuarios locales ya que fue la primera vez que se vio un colectivo de ese tipo en Oberá, estuvo un articulado marca Italbus de 18 metros de largo, similar a los utilizados en Posadas para conectar de manera directa las estaciones de transferencia Unam y Quaranta con el centro.   

 

Sin embargo, ahora está en duda que este tipo de colectivos puedan utilizarse en Oberá, especialmente en los troncales entre el centro y las estaciones o nodos de transferencia. Esto se debe a que se han hecho pruebas pero los badenes del recorrido diseñado por el municipio impediría el normal desempeño de estas unidades de 18 metros de largo. 

Al respecto, el concejal de PRO, Marcelo Gazzo, señaló que finalizado el trabajo de la comisión de preadjudicación, ahora la licitación pasó a manos de los 9 ediles que comenzaron a estudiar el proyecto, y en particular, los recorridos propuestos por el área de Movilidad Urbana de la municipalidad, antes de su aprobación en el recinto.

El nuevo sistema de transporte integrado utilizará la plaza San Martín como punto de transferencia, por lo que los 4 troncales (Samic, Terminal, Anses y Punta Alta) partirán desde la plaza, además de las líneas macrocéntricas. Por ello, de utilizarse unidades articuladas que tienen más capacidad, éstas deberán transitar por calles con badenes profundos como la San Martín y la avenida Sarmiento, la primera que es una suerte de escalera, además de otras como Larrea, Erasmie esquina Barreyro, 9 de Julio, Córdoba, etc.