La Unión Europea acordó un fuerte embargo al petróleo ruso

Solo se permitirá la llegada de crudo a través de oleoductos, que era una exigencia de Hungría.
Los líderes de la Unión Europea acordaron este lunes que el embargo al petróleo ruso como represalia por la guerra en Ucrania deje fuera del veto todo el crudo que llega al bloque por oleoducto. Se trataba de una exigencia de Hungría apoyada por Eslovaquia y República Checa.

”Acuerdo para prohibir las exportaciones de petróleo ruso a la UE. Cubre inmediatamente más de dos tercios de las importaciones desde Rusia, cortando una enorme fuente de financiación de su máquina de guerra”, anunció en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El pacto cubre las importaciones de crudo por vía marítima y deja fuera del veto el petróleo que es transportado desde Rusia a Hungría, República Checa y Eslovaquia por oleoducto, una exigencia que el húngaro Viktor Orbán había trasladado a los socios del bloque desde hace semanas.

De esa manera, Moscú seguirá recibiendo dinero desde Europa más allá de 2023 por sus exportaciones de petróleo, aunque reducido a un tercio de lo que venía recibiendo hasta ahora.

Qué dice el acuerdo que decreta un embargo parcial europeo a las importaciones de crudo ruso
El acuerdo establece que este año se interrumpirán las importaciones de crudo ruso por mar. El año pasado por esta vía llegaron a los países de la UE 1,6 millones de barriles por día, dos tercios del total comprado a Moscú. En tanto, seguirán las compras de petróleo a través del oleoducto de Druzhba, que en 2021 supuso más de 700.000 barriles diarios.

La tubería de Druzhba parte de Rusia y recorre el sur de Bielorrusia antes de dividirse en dos ramales: uno norte que cruza Polonia y llega a Alemania y otro sur que pasa por Ucrania, Hungría y Eslovaquia antes de terminar en la República Checa.

Sin embargo, el recorte final podría llegar al 90% del total que actualmente importa Europa. Polonia y Alemania, dos países muy dependientes del petróleo de Moscú, se comprometieron a cortar su dependencia con el Kremlin y prevén interrumpir el suministro por tierra. De esa manera, si se cumplen las promesas, el recorte llegaría al 90%.

La medida se suma al embargo de las importaciones de carbón a Rusia en represalia por la invasión a Ucrania.

En tanto, Moscú cortó el suministro de gas a Polonia y Bulgaria por la negativa de estos países de pagar sus facturas en rublos, una exigencia de Vladimir Putin que contradice los términos del contrato, según denuncias en Europa. En los próximos días se esperan que se corte el suministro a los Países Bajos y Dinamarca.

Todas las sanciones de la UE a Moscú por la invasión a Ucrania
El bloque ya había impuesto cinco rondas de sanciones a Moscú debido al conflicto. En ese marco penalizó a más de 1.000 personas, entre ellas al presidente ruso Vladimir Putin y a importantes funcionarios de su gobierno, así como a empresarios partidarios del Kremlin, bancos y el sector del carbón, entre otros.

Pero un sexto paquete de sanciones anunciado el 4 de mayo había quedado en suspenso debido a las preocupaciones por la posible interrupción de los suministros de petróleo. El primer ministro húngaro Viktor Orban había dejado en claro que podría apoyar las nuevas sanciones únicamente si se le garantizaba el suministro de crudo a su país.

Hungría no tiene acceso al mar y recibe más del 60% de su petróleo desde Rusia. Por ello depende del crudo que obtiene del oleoducto Druzhba, de la era soviética.