Aprobaron modificar la Ley de Trata de Personas y crear un programa de prevención y asistencia a víctimas

Ayer, la Legislatura misionera modificó la Ley Provincial de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas. Fue mediante la unificación de los proyectos presentados por los legisladores con mandato cumplido Gustavo González, Alba Nilsson y Mariela Aguirre.

Con este cambio, Misiones adhirió a las modificaciones que tuvo la Ley Nacional de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas. Y, también, a la Ley Nacional de Creación del Fondo Fiduciario Público, Fondo de Asistencia Directa a Víctimas de Trata.

Además, se creó el Programa de Prevención de los Delitos de Trata y Explotación de Personas y Asistencia a las Víctimas, como política de estado prioritaria y estratégica para prevenir estos delitos; y se instituyó como Día Provincial de Concientización sobre la Trata y Explotación de Personas, el día 23 de septiembre de cada año.

La diputada Silvia Rojas argumentó que “existen muchas formas de trata, aunque el que prevalece es el abuso y la explotación sexual, otra es el trabajo forzoso, también consiste en la extracción de sangre involuntaria, extracción de órganos, y cualquier acto que obligue a trabajar para otros en condiciones indignas”.

“Esta ley viene a prevenir y también a asistir y proteger a las víctimas. Con esta norma estaremos dando oportunidades reales, evitando la revictimización, y es un importante avance para asegurar la reparación a las víctimas”.

“Se pretende con esta norma lograr acciones específicas para la detección a tiempo de la trata, favorecer la inserción laboral y social de las víctimas de trata, y promover la formación permanente de los agentes del Estado vinculados a la temática”, detalló.

Actividad frutícola

La Cámara de Representantes también sancionó la Ley de Impulso y Desarrollo de la Actividad Frutícola, que tiene como objetivo impulsar el desarrollo de esa actividad en la provincia, a través del fortalecimiento de la producción, industrialización y comercialización de las frutas y productos elaborados.

La norma, que unifica iniciativas presentadas por el diputado Martín Sereno y por los legisladores con mandato cumplido Marta Ferreira, Rosana Argüello y Gustavo González, declara de interés público todas las acciones tendientes al fomento y promoción de la actividad frutícola, su producción, industrialización y comercialización en la provincia, y al bienestar socioeconómico de los productores y sus familias. Esto implica que las acciones y programas relacionados a la producción primaria, el almacenamiento y la comercialización de frutas en la provincia se implementen en el marco de las “Buenas Prácticas Agrícolas”, establecidas por normativa nacional y provincial.

La ley apunta a diversificar y adaptar los sistemas de producción para obtener nuevos productos, subproductos y procesos que permitan mejorar el desarrollo de la actividad frutícola; fomentar la producción de plantines de especies frutícolas en viveros a fin de lograr el autoabastecimiento de plantas con viveros radicados en la provincia; y aumentar la diversificación productiva, manteniendo y potenciando los servicios ecosistémicos de los sistemas productivos; entre otros objetivos.

Por otra parte, también se creó el Consejo Provincial de Fruticultura, como órgano de concertación provincial, asesoría y consulta sobre la actividad frutícola.

En los fundamentos del proyecto, Ferreira consideró que “la ubicación geopolíticamente estratégica de Misiones dentro del Cono Sur y el fuerte desarrollo que viene teniendo en el sector turístico, y principalmente en el agroturismo, hacen de esta oportunidad excepcional para fortalecer la fruticultura como promotora de desarrollo regional”.

“Conscientes del reto que nos propusimos, allá por el año 2005, de buscar la Soberanía Alimentaria, sabemos que estamos en camino; que hay acciones que ajustar y otras que incentivar; y que todos estamos comprometidos en esta búsqueda, desde los productores, los consumidores y los funcionarios; todos armamos este hermoso tejido que es la sociedad misionera, y todos compartimos responsabilidades desde el rol que se nos confía a unos y a otros”, afirmó.

En el recinto, de manera previa a la aprobación de la ley, la diputada Anazul Centeno sostuvo que, “con esta ley marcamos un norte, buscamos dar un impulso a la cadena frutícola pensando en una sociedad que demanda más y más, y estamos atendiendo las necesidades no sólo de los productores, sino que buscamos llegar a la mesa de todos los misioneros por medio de los diferentes mercados que promueven la puesta en valor de estos productos”.

“Es una ley importante porque nuestra provincia se caracteriza por ser rica en frutas, y estos cultivos tuvieron un fuerte impulso, y seguimos insistiendo en la revalorización de las frutas silvestres, con una mirada estratégica, teniendo en cuenta la crisis alimentaria que vive el mundo en la actualidad”, dijo Centeno.

En tanto, el legislador Martín Sereno explicó “que esta producción va a generar fuente de trabajo, riqueza en la provincia, se va a agregar valor al producto misionero y también permitirá la diversificación en las chacras, apuntando a sostener, además, el arraigo rural”.



Musicoterapia

Por sendas iniciativas de los ex diputados Gustavo González y Natalia Rodríguez, la Cámara de Representantes adhirió a la ley nacional que regula el ejercicio profesional de la musicoterapia.

De acuerdo con la normativa nacional, se considera ejercicio profesional de la musicoterapia, en función de los títulos obtenidos y del ámbito de su incumbencia, a la aplicación, investigación, evaluación y supervisión de técnicas y procedimientos en los que las experiencias con el sonido y la música operen como mediadores, facilitadores y organizadores de procesos saludables para las personas y su comunidad.

La diputada Rita Núñez, que ofició de miembro informante, dijo que “esta profesión tiene que ver con la salud integral, utiliza el arte y los sonidos para curar y acompañar en la recuperación; es una profesión que está en el país desde el año 1966”.

Agregó que el “musicoterapeuta o licenciado en musicoterapia podrá ejercer su actividad profesional en forma autónoma o integrando equipos específicos, multi o interdisciplinarios, en forma privada o en instituciones públicas o privadas que requieran sus servicios”.



Protección de humedales

El Parlamento misionero creó un marco regulatorio para la preservación, conservación, defensa y desarrollo de los humedales, a partir de un proyecto presentado por el diputado Julio Barreto. La normativa se orienta a la preservación, conservación, defensa y desarrollo de los humedales que protegen y contribuyen a mantener el equilibrio del ecosistema a partir de los servicios ambientales que brindan para la riqueza natural de la provincia.

Se considera humedal al ambiente en el cual la presencia, de agua superficial o subsuperficial, incluidas las nacientes con las características de suelos o sustrato que así lo permitan, causan flujos biogeoquímicos propios y diferentes a los ambientes terrestres y acuáticos, con la presencia de biota adaptada a estas condiciones, comúnmente plantas hidrófitas, y suelos hídricos o sustratos con rasgos de hidromorfismo; según consta en la ley.

En los fundamentos de su propuesta legislativa, Barreto explicó que el objetivo es “la conservación de los humedales según lo expresado por el artículo 41 de la Constitución Nacional”. Agregó que “una de las competencias concurrentes con las provincias y el gobierno federal se encuentra en este artículo cuando expresa que \»corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales\». Y, “al no existir actualmente una ley nacional de presupuestos mínimos sobre la regulación de humedales, la provincia de Misiones es plenamente competente para sancionar una ley con estas características”, concluyó.

El diputado Rafael Pereyra Pigerl señaló que “el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables debe calificar a los humedales como áreas de protección: de alto valor de protección, donde las actividades son absolutamente restringidas; áreas de gestión de recursos, donde se debe gestionar para su conservación a largo plazo; y áreas de usos múltiples, que son sectores urbanos o rurales donde actualmente se realizan actividades económicas o industriales donde se debe administrar su conservación; estos aspectos son claves en la protección y conservación de los humedales”.