Ex predio de Singer ahora es un aguantadero de delincuentes y drogadictos

Vecinos de calle Chile en Oberá, denuncian que el predio abandonado que perteneció a la histórica firma local Expreso Singer, donde se lavaban y guardaban las unidades, ahora es un aguantadero para jóvenes que van a drogarse e incluso a robar. 

La calle mencionada se encuentra casi en el centro, a dos cuadras de avenida Misiones, de avenida Libertad y de avenida Italia, además de a cuatro cuadras del Centro Cívico, sin embargo, hay una situación de abandono particularmente por la escasa iluminación de la zona, igual condición sobre las calles adyacentes de Brasil, Chacabuco y Maipú.

Esta poca iluminación sumada al predio abandonado, propicia la delincuencia en el barrio.

«Los vecinos del ex lavadero Singer estamos padeciendo el vandalismo, parece que no tiene dueños en Oberá. Además es un criadero de mosquitos, la maleza es abundante, hemos llamado en dos oportunidades a los bomberos por incendios ocasionados. La gurizada con las bolsitas de poxirrán entran y salen constantemente. Se metieron en la oficina y se llevaron cosas», manifestó Andrea R., vecina del lugar.

Contó además que «hablé con Herbert Castellanos (funcionario municipal) que debería ser el responsable, pero cero pelota. Me pidieron que haga una nota y que vaya a la defensoría». 

El predio abarca buena parte de la manzana y fue vendido a la empresa Don Casimiro de Posadas junto con la firma Singer hace varios años. Luego la empresa de colectivos pasó a manos de Ersa de Corrientes, aunque se desconoce quién es el actual dueño del predio. 

«Fuimos a la empresa (sede de calle Ralf Singer) y nos dijeron que no saben de quién es, que de ellos no es», finalizó Andrea.