Vecino terminó preso por intentar reparar una llave de agua

Hace cuatro días, Daniel Brítez, de 69 años, está detenido en la Comisaría de Puerto Piray luego de que la Municipalidad lo denunciara porque “mi papá rompió la llave de agua de paso”, dijo su hijo Darío Brítez, de 37 años, a La Voz de Misiones.

El sábado por la mañana, agentes de la comisaría local se presentaron en la vivienda de Daniel, ubicada en el kilómetro 18 -Santa Teresa- y se lo llevaron detenido “sin ningún papel que explique los motivos”, sostuvo el hijo.

El joven relató a LVM que, el viernes, su papá intentó arreglar una llave que conecta las cañerías del tanque de agua del barrio y el problema se agudizó, entonces “llamó a la Municipalidad para avisar y al otro día cayó preso”.

Los inconvenientes con el suministro de agua son recurrentes, según señaló el hijo del detenido.

Em tanto, añadió que su mamá no puede estar sin el líquido vital, porque padece fibrosis pulmonar y cáncer terminal: “Está postrada, es oxígeno dependiente, vive con mi papá y la dejaron sola cuando se lo llevaron”, denunció el changarín.

Además, Darío dijo que trabajadores de la comuna y de Desarrollo Social intentaron llevarse a su mamá en dos ocasiones, poniendo en riesgo su vida.

Sin embargo, al conocer el estado de salud de la mujer, los vecinos evitaron que la saquen de su hogar.

Un pionero
El changarín ve como una injusticia la situación que atraviesa su progenitor, debido a que éste trabajó toda su vida para que los lugareños del Kilómetro 18 tengan acceso al agua potable.

“Nosotros levantamos el tanque con mi papá, a pulmón levantamos la torre, cuando yo tenía 14 años, que abastece a 1.000 personas aproximadamente, y la Municipalidad nunca hizo nada”, fustigó.

Asimismo, relató que, el último tiempo, su papá estuvo pidiendo al municipio que se hagan los arreglos para que el suministro de agua sea constante, por lo que, ante la falta de respuestas, decidió buscar una solución.

Además, Darío responsabilizó a la gestión de la actual intendenta, Mirtha Lezcano, por la detención de su papá y señaló que nunca buscaron arreglar el problema: “Ahora vinieron, pusieron una llave de plástico y tenemos agua, gracias a que mi papá está preso”.

Por otra parte, el joven recordó que, en diciembre del 2020, el gobernador Oscar Herrera Ahuad estuvo presente en la inauguración de un Centro de Atención Primaria de la Salud (Caps) en el Kilómetro 18.

Allí, el primer mandatario provincial anunció la puesta en marcha en 60 días de una planta de agua potabilizadora, que beneficiaría a alrededor de 130 familias de Puerto Piray “y nunca se hizo nada”, remarcó el joven.

Preso por reclamar agua
El trabajador de 37 años contó que ayer pudo ver a su padre y está preocupado por su salud: “Le llevé comida, está re mal, los oficiales no le llevaron a un médico, él tiene problemas de corazón y la presión alta”.

Y sostuvo que, si no le dan la libertad a Daniel, va a tomar medidas de fuerza y se va a encadenar frente a la Municipalidad de Puerto Piray, aunque “tenga que ir preso yo”.

“Laburó toda su vida por los vecinos de Santa Teresa, nunca tuvo un problema, siempre luchó”, manifestó Darío sobre su progenitor y se preguntó: “Cómo a un tipo de 69 años que está peleando por el agua le van a meter preso”.