Sólo se harán test a mayores de 60 con síntomas, personas con comorbilidades y que no tengan nexo epidemiológico

Tras la reunión del COFESA, la Provincia resolvió que la prueba de antígeno en los centros públicos será para los sintómatico que sean mayores de 60 años, personas con comorbilidades y los que no tengan nexo epidemiológico.
Desde la vicegobernación de la provincia y a través de un comunicado se informó que debido al contacto epidemiológico actual: avance adecuado del plan de vacunación y circulación comunitaria del virus SARS-COV-2, se modifican las indicaciones para la realización del test de antígenos (test para COVID-19). De esta forma, los test, comúnmente conocidos como hisopados, serán destinados únicamente a:

Personas mayores de 60 años que presenten síntomas.

Personas con comorbilidades: diabetes, cardiopatía, enfermedades pulmonares crónicas, inmunosuprimidos (oncológicas, enfermedades autoinmunes, HIV, otros).

En este sentido, quedan exceptuados de realizarse el test para coronavirus: contactos estrechos asintomáticos y personas asintomáticos. Cabe destacar que los casos positivos continuarán con la misma modalidad de aislamiento.