El Banco Central subió la tasa para los plazos fijos

En sintonía con los pedidos del multilateral, el directorio de la entidad decidió elevar el rendimiento de los pesos. Así, el organismo endurece su política monetaria con el objetivo alentar el ahorro en pesos.
En la primera reunión del directorio del Banco Central (BCRA) en 2022, el organismo dio una clara señal al FMI y decidió las tasa en pesos. Esto abarca tanto a la tasa de política monetaria o referencia, tal como esperaba el mercado, pero también a los rendimientos que pagan los bancos por los plazos fijos.
La tasa de referencia, que corresponde al interés de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días del BCRA, se mantenía sin cambios en 38% desde noviembre de 2020, aun cuando la inflación superó el 50% desde aquel momento.
Ahora, el directorio decidió elevar ese rendimiento 200 puntos básicos y llevarlo a 40%. Analistas consultados ya habían previsto una suba de tasas para el primer trimestre de 2022. En cuanto al nivel, explicaban que debía estar entre 40% y 45% para dar pelea contra la inflación.
Así, la autoridad monetaria le hizo un guiño al FMI, en plena negociación. Tras la última misión técnica de los funcionarios argentinos a Washington, el organismo conducido por Kristalina Georgieva emitió un comunicado donde pidió al Gobierno que garantice tasas positivas en moneda local para luchar contra la inflación.
La semana pasada, al publicar sus objetivos para 2022, el BCRA había previsto “fijar el sendero de la tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local, y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria”.
En su comunicado de este jueves, la autoridad monetaria dijo que espera que durante este año “cedan los factores que presionaron sobre el nivel general de precios” y consideró que “la política cambiaria y de tasas de interés, junto con una administración prudente de la liquidez, contribuirán a mejorar las expectativas cambiarias”.
En la misma sintonía se manifestó este miércoles Martín Guzmán ante los gobernadores, a quienes les dijo que la propuesta del Gobierno al FMI incluye tasas de interés reales positivas para respaldar la demanda de activos denominados en pesos.
A cuánto suben las tasas de plazos fijos
En sintonía con esa decisión, el BCRA decidió subir desde este viernes el rendimiento mínimo que pagan los plazos fijos.
• Los depósitos minoristas pagarán 39%, en lugar del 37% que ofrecían hasta ahora. Ese rendimiento equivale a 3,25% por mes; a lo largo de 2021, la inflación mensual solamente estuvo por debajo de ese valor en cuatro ocasiones.
• Los plazos fijos realizados por empresas tendrán un rendimiento mínimo de 37%, lo que representó un alza de tres puntos por encima del 34% que abonaban hasta hoy. La tasa mensual para estos depositantes será de 3,08%.
Sobre este punto, la entidad que conduce Miguel Pesce sostuvo que esa decisión apunta a propiciar la transmisión plena de la suba de la tas de referencia al retorno de las colocaciones a plazo en pesos.
Más cambios en la política monetaria
La suba de tasas no fue el único cambio que anunció el BCRA este jueves, aunque sí el más relevante para el bolsillo de los clientes bancarios. Además, el organismo decidió hacer otras modificaciones en sus instrumentos.
• Las Leliq a 28 días seguirán sin cambios y su rendimiento, ahora elevado al 40%, funciona como tasa de referencia o de política monetaria para el resto del sistema financiero. Se licitarán dos veces por semana.
• Se crearán las Leliq a 180 días, que pagarán una tasa nominal anual de 44%, y se subastarán una vez por semana. Ese rendimiento es inferior al que paga el Tesoro por los bonos a un plazo similar y, por lo tanto, los bancos encontrarán más atractivo en invertir en deuda del Ministerio de Economía que en las nuevas letras del Central.
• Los pases pasivos a 7 días -un instrumento similar a las Leliq, pero con menor plazo- irán desapareciendo y solamente quedará disponible la versión a 1 día.
• Para contener, en parte, el desarme de esos pases a un día y, a la vez, impulsar la colocación de pesos en instrumentos a plazos mayores, el BCRA también amplió la proporción de Leliq a 28 días que pueden comprar los bancos.
“Estas modificaciones contribuirán a iniciar un proceso de migración de la esterilización hacia mayores plazos de madurez, así como también extender la curva de tasas de referencia del BCRA”, argumentó la entidad en un comunicado.