Pedirán justicia por la adolescente que murió por sobredosis: “La drogaron y dejaron tirada”

La protesta será este lunes desde las 17.30 frente a la Comisaría de Campo Viera.

Yolanda Mariela Ayala (17) fue hallada muerta por una presunta sobredosis en el interior de una vivienda el 24 de septiembre donde participaba de una fiesta con amigos. La noche del 24 de septiembre, Yuli se dirigió a una fiesta con una amiga a la casa de un conocido y en la que la consigna era “bebidas gratis”, según consta en uno de los mensajes recibidos en la invitación.

 

Según los allegados de la víctima, los organizadores son reconocidos en la zona por realizar ese tipo de encuentros y en la que las drogas son comunes, sin embargo, luego del hecho, la casa no fue allanada y el lugar que tendría que haber sido preservado fue totalmente contaminado y limpiado.

“La drogaron y dejaron tirada hasta que la fuimos a buscar”, dijo Rosa Ester Amarilla, Madre de Yuli, en declaraciones a Alem.News, quien además aseguró que según supo, fue obligada a consumir y cargó contra los propietarios del lugar, que serían vendedores de estupefacientes.

“La abandonaron y su amiga que la llevó ahora no quiere hablar o tiene miedo”, se lamentó Rosa por las circunstancias en que fue hallado el cuerpo de su hija.

Sus padres aseguran que no recibieron respuesta por parte de las autoridades ni la autopsia oficial. Por lo que piden ayuda para que se haga justicia por su hija y se realicen las investigaciones oficiales correspondientes.

“Nuestros jóvenes se están destruyendo la vida”, dijeron los padres de la menor fallecida hace mas de un mes.

La adolescente, conocida como “Yuli” para familiares y amigos, murió luego de asistir a una fiesta en el barrio El Progreso en la localidad de Campo Viera. Hasta el día de hoy, pasado más de un mes desde el trágico suceso, el cuerpo de la menor se encuentra esperando los resultados de una autopsia, sin permitir que se conozcan las razones de su deceso.

“Todos los chicos en el barrio se drogan”
“La doctora que le atendió me dijo que seguro le dieron algo, porque le salía espuma por la boca”, comentó Esteban Ayala, padre de la joven, quien agregó que, “todos los chicos del barrio se drogan”, dijo al portal Alem.News. 

Con relación a las horas previas al deceso, el padre de Yuli comentó que el viernes 24 de septiembre la menor le pidió para salir con una amiga, también menor.

Luego se enteró que asistieron a una fiesta en la casa de Ariel R., mayor de edad, en el barrio El Progreso de Campo Viera.

A las 3.30 ya del sábado 25, la misma amiga de su hija llegó hasta la casa paterna y avisó que Yuli se había descompuesto y no reaccionaba, por lo que en primera instancia uno de los amigos la trasladó al hospital local.

“Mi hija era sana, fue a una fiesta y se murió. Todavía no podemos entender, no tenemos consuelo. La doctora que le atendió en el Samic me dijo que seguro le dieron algo, porque le salía espuma por la boca. Alguna pastilla o alguna droga que le afectó el corazón, me dijo. Después mandaron el cuerpo para autopsia a Posadas, pero nadie nos informa nada”, lamentó Ayala.

Aún conmovido, Ayala detalló que “fui al hospital de acá y cuando llegué me dijeron que mi hija estaba grave y decidieron llevarla al Samic de Oberá. A las 4 tomé el colectivo para Oberá y cuando llegué Yuli ya estaba muerta. La doctora me dijo que capaz fue una sobredosis. Eso me dejó helado”.

Pero el momento más duro fue cuando le dijeron que debía reconocer el cuerpo de su hija, escena que aún lo sobresalta por las noches, reconoció.

Alem.News