“Argentina me dio todo, pero no se puede más, me regreso a Paraguay”

Marcel tiene 60 años y vive en la Villa 31. No puede jubilarse, no recibe ninguna pensión y no tiene trabajo. Se regresa a Paraguay.
 

“Yo amo Argentina, pero es imposible seguir así”, confiesa Marcel con clara nostalgia. El país que lo recibió en 1992 y le abrió las puertas a un futuro está tambaleando. Marcel vino desde Paraguay porque en su pueblo no había trabajo, ahora Argentina le recuerda a esa tierra que dejó.

“Trabajo en lo que puedo, hago de todo, construcción, pinto, lo que se pueda se hace. Pero con esto de la pandemia y que se cerraron las cosas, ya no se puede mantener, es difícil”, explica el hombre al que los años parecen haberle caído como piedras en la espalda.

Gira la cabeza de un lado a otro, recuerda. Fue hace casi 30 años que vino hasta Buenos Aires porque le habían contado que acá se podía salir de la pobreza. Pero Argentina más que estabilidad, promete el vértigo de una montaña rusa. Marcel fue sorteando las idas y venidas, las crisis y los años de vacas gordas, cuando podía mandar dinero a Paraguay para hacerse su casita.

“Si yo no hubiera ahorrado estos años no sé qué sería de mí”, asegura. “Yo amo Argentina, amo el barrio, amo estar acá y quisiera quedarme, sabe, pero cada vez es peor esto”.

Cuántos empleos se perdieron en Argentina
La pandemia hizo que Marcel, así como millones de argentinos, se quedara sin trabajo. Si bien antes del coronavirus no tenía un empleo formal, ya que hace años que viene trabajando en la construcción, al menos podía mantenerse bien y llegar a fin de mes sin problema. Ahora no alcanza.

En los últimos tres años, solo entre los trabajadores registrados, se perdieron 350.000 empleos. En la informalidad, se cree que este número se triplica.

“Solo de trabajadores registrados, Argentina perdió en los últimos 3 años casi 350.000 puestos de trabajo. Y si el análisis se enfoca en los asalariados registrados privados, la cantidad de puestos que se destruyeron fueron de 421.000, casi medio millón de trabajadores”, advierte Matías Ghidini, General Manager de GhidiniRodil.

Un estudio realizado por la consultora Ecolatina especificó que desde que comenzó la pandemia en Argentina cerraron más de 20.000 empresas y se perdieron unos 100.000 puestos de trabajo formales.

Por Kristel Freire (A24)