Escasez de dólares: Estados Unidos ratificó el bloqueo al biodiésel argentino

La Corte de Comercio Internacional de Estados Unidos ratificó los aranceles para la importación, de más de 130%, sobre el biodiesel de la Argentina, lo que implica en la práctica el cierre del país norteamericano para el producto. La decisión se conoció este miércoles en una causa iniciada por un gran exportador local ante ese tribunal.
El mercado estadounidense está cerrado al biodiesel argentino desde 2018, cuando la entonces administración de Donald Trump aplicó fuertes cargos para la importación del combustible verde local. por considerar que el producto estaba “subsidiado” en la Argentina ante el diferencial impositivo (retenciones) existente entre la soja sin procesar y su subproducto.
Hasta ese momento, Estados Unidos compraba de manera anual US$1200 millones de combustible verde argentino. El biodiesel local lideraba las ventas al mercado norteamericano.
En 2018 el entonces gobierno de Mauricio Macri pidió al Departamento de Comercio estadounidense que bajara los aranceles sobre el biodiésel local. En la revisión preliminar, el organismo consideró que los impuestos a las exportaciones de la Argentina -que habían bajado- ya no estaban diseñados para impulsar a la industria de biodiesel. Así, se podrían haber reducido los cargos adicionales. El diferencial de derechos de exportación entre la soja y sus subproductos volvió a tener vigencia con el gobierno de Alberto Fernández.
Sin embargo, el análisis final fue opuesto. “El régimen fiscal de exportación de Argentina está cambiando, lo que lleva a Comercio a concluir que no hay suficientes circunstancias cambiantes para justificar una reducción de los aranceles”, afirmó la dependencia estadounidense, según recopiló la agencia Bloomberg. La Argentina inició una demanda por esa decisión y el juez Gary S. Katzmann decidió que el Departamento de Comercio actuó correctamente.
El tribunal federal consideró que Comercio había analizado correctamente la evidencia del expediente, que incluyó los impuestos diferenciales entre la soja y el biodiésel. Y afirmó: “Los numerosos cambios en el régimen fiscal de exportación de Argentina y el proyecto de ley que establece que los aranceles de exportación se reducirían para las mercancías que agregan valor a través de su producción, restan valor a la conclusión de que los subsidios sujetos a medidas compensatorias se encuentran en la investigación subyacente ya no estaba en su lugar”.