Carlos Fernández: “En Oberá está plasmado un plan estratégico de desarrollo hasta el 2030”

El Dr. Carlos Fernández es actualmente intendente de la ciudad de Oberá y encabeza la lista del Frente Renovador de la Concordia (FRC) como precandidato a diputado nacional en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo domingo 12 de septiembre.

En una entrevista con ENFOQUE, el médico con un largo y vasto currículum en el área de la salud (tres especializaciones y más de 30 años de profesión), dijo que decidió incursionar en política para devolver con servicio “lo que me dio mi ciudad y el misionero”.

El precandidato marcó la diferencia que tienen con los otros espacios y habló de la necesidad de defender desde de la Renovación al misionero: el ‘Misionerismo’.


«Misiones actualmente tiene siete diputados nacionales en el Congreso, de ellos cuatro responden a espacios nacionales y los otros tres, representantes de la Renovación, responden claramente a los intereses de los misioneros. Por eso es importante que el ciudadano nos acompañe con su voto para llevar al Congreso a los tres diputados que propone el Frente Renovador para estas elecciones”, aseveró.

¿Quién es Carlos Fernández?

Soy un hombre nacido en Oberá. Vengo de una familia muy humilde. Nací y me crié en un establecimiento yerbatero, con mis amigos de infancia hijos de tareferos. Mi mamá, una mujer de origen alemán que quería siempre que sus hijos estudien… Tuve la oportunidad de comenzar antes la escuela, terminé a los 16 años la secundaria y ese mismo mes, en diciembre, me fui a la provincia de Córdoba a estudiar medicina. Una vez instalado allá, trabajé en una cochera de un edificio (de 21:00 a 06:00). Ese trabajo me permitió estudiar. Terminé en tiempo y forma la carrera y a los 22 años, recibido me volví a Oberá. Ese fue un día muy emocionante, nunca voy a olvidar el día que llegué a mi casa y le mostré el título a mis viejos. Era el anhelo de mis padres. Logré ese sueño. Por eso siempre le transmito a los jóvenes que sueñen, que siempre habrá alguien para ayudar. Hay que insistir.

Ya en Oberá me ofrecieron trabajo pero volví a Córdoba donde me especialicé en cirugía general y después en cirugía pediátrica. Después me becaron en el Hospital Garraham, un referente en pediatría en Latinoamérica. Formado, en noviembre del ‘88 volví a Misiones con mi compañera que es cordobesa, con quien tenemos tres hijos, tres nietos (uno de cada uno de ellos). La medicina me dio todo. El misionero y Oberá me dieron todo.

¿Por qué decidió participar en política y en qué momento se dio?

Cuando me fui a estudiar a la provincia de Córdoba estábamos en la época militar, era difícil, era una época del ‘no te metás’, de no participar, donde la política era mala. Cuando comienza este espacio político del Frente Renovador, me informaba y me parecía algo tan raro que radicales, peronistas, independientes, que antes se peleaban a muerte, se sumen a un proyecto político. Me invitaron, pero dije que no, insistieron en varias oportunidades y cuando iba a asumir Maurice Closs, antes de ser electo gobernador, dije en qué puedo ayudar. Notaba que comenzaba un cambio de expectativas, de sueños, de anhelos. En ese momento me ofrecieron el cargo de concejal en mi ciudad, pude entrar y desde ahí comencé a potenciar esa faceta de mi vida. Ver a la política como el arte de lo posible. Comencé a entender muchas cosas, porque mi formación era mano a mano con el bebé, la familia. En cambio, en la política, a veces, con una acción en conjunto beneficias a toda la comunidad.

Después de estar cuatro años como concejal, fui candidato a intendente. En ese momento perdimos, pero fue bueno, porque trabajamos cuatro años en una planificación estratégica para Oberá. Conocimos más, trabajamos con fundaciones, jóvenes y cuando nos presentamos (en 2015), ganamos. Teníamos muchos sueños, anhelos, que hoy se van dando. En Oberá está plasmado un plan estratégico de desarrollo hasta el 2030 y ojalá puedan mejorarlo y darle continuidad.


¿Por qué aceptó el desafío de ir como precandidato a diputado nacional?

Es difícil de explicar porque creo que la gran mayoría lo tomará como algo personal y la verdad que no deja de ser un honor enorme que te ofrezcan esta precandidatura. Para mí el significado de todo esto es: somos del interior, estamos hoy con todos los intendentes de toda la provincia, los 75 y dos interventores, que nos juntamos mensualmente en un trabajo mancomunado de diálogo, de discusión, de proyección e ideas, porque todos queremos lo mismo. Acepté, porque soy de los que aceptan los desafíos y va más allá de estar a cargo de la administración de Oberá, sino que es un acompañamiento provincial. Este espacio y esta precandidatura no es personal. Esta candidatura es del espacio político, pertenece al Frente Renovador de la Concordia y es de cada uno de los misioneros.

Posiblemente hoy los misioneros estén confundidos de qué se trata, qué se vota, porque consumimos canales nacionales. Vemos esos canales y no entendemos si se trata de Macri, Alberto, Vidal y no elegimos eso. Ojalá los misioneros podamos entender que en estas PASO se define el destino de la provincia de Misiones, se define el Misionerismo, ese proyecto.

Vamos al Congreso a discutir las asimetrías que tenemos desde hace muchos años. Somos la provincia del NEA que menos coparticipación recibe. ¿Por qué nuestra provincia paga entre 8 y 10 pesos más caro el combustible que en Capital Federal?, ¿por qué el gas vale de una manera en otras provincias y acá una garrafa de 10 kilos cuesta $ 700? Estas son discusiones que ya las viene dando la provincia, pero que debemos insistir.

¿Qué diferencia al Frente Renovador de los otros espacios políticos?

Nosotros respondemos a un bloque propio de los misioneros, donde hoy quedará un solo diputado nacional que es Diego Sartori. Este proyecto dice que los misioneros necesitamos tres diputados nacionales de este espacio, porque seremos cuatro.

Misiones tiene siete diputados, pero cuatro responden a los espacios mayoritarios, a Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Por mandato esos diputados que no son renovadores votan al bloque y hay ejemplos claros que fueron en perjuicio de los misioneros como el rechazo a la zona aduanera y la no reglamentación del artículo 10. Esos diputados que responden a mandatos nacionales tuvieron que votar en contra hasta de su línea de pensamiento y escritura, negando la posibilidad a los misioneros.

¿Por qué entonces que el 12 de septiembre el misionero acompañe con su voto a la oferta que propone el Frente Renovador?

Muchos tienen el concepto de que las PASO son una pavada. Las PASO son sumamente importantes, porque si ganamos este partido (el del 12 de septiembre) hay poca posibilidad de que el 14 noviembre nos ganen. Es un desafío de todos los misioneros, de defender este proyecto misionerista.

No importa la edad que tengas, acá nos jugamos todos. El futuro de las próximas generaciones está en el hoy, en el presente. Por eso los invito a que trabajemos todos juntos, en un gran esfuerzo y a acompañarnos en este acto electoral, porque me comprometo a trabajar por los misioneros y por Misiones.