Encuestas: el 58% de los argentinos desaprueba la gestión de Alberto Fernández

La consultora Zuban Córdoba & Asociados compartió su última encuesta antes de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias a realizarse el domingo 12 de septiembre. 

“Las últimas semanas vivimos una de las campañas más atípicas de las que se tienen memoria, con agendas proselitistas muy pobres y de escasa llegada a las personas, casi como si la realidad social y la realidad política (esa que es conformada por los dirigentes, activistas, militantes, etc) estuvieran corriendo por carriles separados”, observaron.

El informe agrega que el presidente Alberto Fernández llega a las elecciones con un pico histórico de desaprobación del 58% y un piso de aprobación del 38%.

“Es el mayor registro de imagen negativa que tenemos en su imagen desde que asumiera el cargo, sin duda impulsado por el escándalo Olivos”, indicaron.

Para la Consultora “resulta interesante la comparativa con la vicepresidenta Cristina Kirchner, que en nuestra medición lo aventaja en imagen positiva por dos puntos”.

“Este contraste es toda una novedad; hasta ahora la situación solía ser exactamente la inversa. Sería irresponsable predecir si esta situación se va a mantener así o si puede llegar a profundizar, sin dudas la performance comunicativa de la presidencia puede tener un impacto decisivo para revertirla o empeorarla”, refirieron.

 

En tanto, manifestaron que en la oposición, el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta se mantiene en el podio como la figura política con mayor popularidad con un 48% de imagen positiva.

“Sin embargo, esa imagen viene cayendo en nuestros estudios por tres meses consecutivos. La apatía parece pegar duro también en los principales opositores. Mauricio Macri se mantiene como una de las figuras
con mayor nivel de rechazo, con un 63% de imagen negativa”, puntualizaron.

Otras consideraciones de Zuban Córdoba

En nuestro último estudio nos propusimos analizar minuciosamente la forma en la que los argentinos percibieron las distintas campañas políticas y los hábitos de consumo de información. Prácticamente un 80% de los encuestados aceptaron que las redes sociales e internet son en general los principales medios que utilizan para informarse. Un primer punto de contraste para una dirigencia política que parece obsesionada con mantener a la prensa tradicional como su principal método de comunicación.

 

Un 64% afirma que las campañas electorales no les generan nada. Un número abrumador, que demuestra no solo el nivel de desafección general sino también lo poco útil que se están mostrando las campañas electorales para lograr impacto en la opinión pública.

A este dato se le suma que un 73% afirma que las campañas no les hablan a personas como ellos. ¿A quién le hablan entonces las campañas electorales?

Solo un 6% afirma haber cambiado su voto gracias a los contenidos generados por las campañas, mientras que un abrumador 58% afirma no haberse movido ni un centímetro de su posición inicial previa a la campaña. Ni siquiera el segmento de indecisos parece haber sido afectado por las campañas.

Desde la reforma electoral que introdujo las PASO, la radio y la TV son los medios privilegiados en todos los procesos electorales. Y aunque un 68% afirma recordar los spots electorales que se transmiten por esos medios, solo un 27% afirma que esos medios les parecen los más indicados para hacer campaña.

 

Los hábitos de consumo de información y entretenimiento de los argentinos siguen cambiando a pasos muy drásticos. Un 47% de los argentinos afirma usar la televisión al menos una vez al día, aunque sin distinguir si en ese uso se consumen contenidos de cable, televisión abierta o servicios de streaming. En contrapartida, un mayoritario 64% afirma usar Facebook todos los días. Hace algunos años advertimos casi en silencio que llegaría el día en el que el uso de redes sociales fuese mayor al de los medios tradicionales. Ese día llegó.

Un 58% afirma usar YouTube al menos una vez a la semana, Un 40% Instagram y un 16% Spotify. Twitter y Tiktok obtienen respectivamente un 17% y un 15%. Paradójicamente, son estas dos redes las que se privilegiaron en esta campaña electoral.

Twitch, la famosa red de streaming que está creciendo en todo el mundo, obtuvo en nuestro estudio un 3,8% de adhesión al menos una vez a la semana. Si bien es un número minoritario debe ser monitoreado. Todas las tendencias indican que seguirá creciendo y seguramente no tarde mucho en llegar a niveles parecidos a los de Twitter y Tiktok.

¿Y entonces, quién entiende a los jóvenes?

Desde el inicio de la campaña el segmento joven ha sido uno de los grandes protagonistas de la contienda. Mediante diversas estrategias y plataformas las distintas fuerzas políticas han intentado acercarse a este grupo. Nuestro último estudio nacional tiene algunos datos de importancia al respecto.

En cuanto a plataformas, vemos que el segmento joven es el que menos afirma usar la televisión todos los días: solo un 39% lo hace. Es una gran diferencia con respecto a otros segmentos etarios. De vuelta, vale la aclaración de que es muy posible que este uso sea más que nada a través de plataformas de streaming como Netflix o YouTube. Cuando preguntamos por la radio, solo un 24% afirma utilizarla todos los días.


Si consideramos en cambio Facebook e Instagram, un 83% y un 46% respectivamente afirman utilizar ambas plataformas al menos una vez por semana. YouTube alcanza en este segmento un 68% de uso semanal.

En los jóvenes es donde TikTok aparece como una opción significativa, con un 23% de uso al menos una vez a la semana y un 13% de uso diario.

Twitch aparece con un 7% de uso semanal, mayor al mostrado en la muestra total.

Spotify aparece con un nada despreciable 24% de uso al menos una vez a la semana.

Como vemos, las redes están presentes en la vida diaria de la gran mayoría de los jóvenes del país. Los nativos digitales y los millenials las utilizan a diario a menudo en combinación con otras plataformas.

Sin embargo, nuestra encuesta muestra que sólo un 19% de los jóvenes recuerda haber visto contenidos de la campaña en sus redes. Incluso los candidatos que apuestan a lo digital están teniendo claros problemas para llegarle a sus públicos.

Pero tengamos en cuenta este último dato: Si analizamos el eje voto oficialismo vs voto oposición, más del 40% de los jóvenes de 16 a 30 años, permanecen indecisos. No todos los jóvenes opinan igual ni votan ya por causas partidarias.

Hay que entender mas que tratar de imitar su comportamiento o consumo en las RRSS.

¿Y las encuestas?

Por supuesto que recordando lo ocurrido con la industria de la opinión publica en las PASO presidenciales del 2019, indagamos sobre el nivel de credibilidad de los encuestados sobre las encuestas electorales: tan solo un 10% respondió que cree totalmente en esos datos. Aquí podríamos analizar los resultados en las recientes encuestas sobre las elecciones en el hermano país Chile, o también las que reflejaron las elecciones presidenciales en Estados Unidos, lo cierto es que este tipo de estudios, sirven cada vez más para reflejar los contextos en los cuales concurrimos a votar, más que el registro exacto de la voluntad popular.